LEGANÉS-BARCELONA

Mascherano en la derecha: Aleix ya es el tercer lateral

El argentino sufrió en la primera parte. Machís le dio problemas por su zona. Que Luis Enrique le pruebe ahí, la señal de que lo de Aleix no parece tener remedio.

Luis Enrique jugó en Butarque con un sistema flexible de 3-4-3 en ataque y 4-3-3 en defensa en el que, para dar descanso a Sergi Roberto antes del Atlético de Madrid, probó con Masherano en el lateral derecho. El argentino le puso voluntad pero no aclaró dudas en esa posición. Sufrió mucho por la velocidad de Machís en la primera parte, se libró de una tarjeta en la primera parte y tuvo problemas para sacar el balón jugado. Probablemente no esté en su mejor momento de forma y Luis Enrique agradece su disponibilidad para jugar en cualquier sitio del campo por necesidades del equipo. Pero no es su sitio. Pocos jugadores tienen el conocimiento del juego de Mascherano y sus conceptos, pero eso en ocasiones no significa que pueda expresarlo bien en el campo. El argentino también hizo la línea dos o tres metros por detrás de Piqué o Umtiti algo desacoplado. Si sigue apareciendo en esa posición, deberá cuidar esos flecos. En la segunda parte ya mejoró.

La participación de Mascherano enciende definitivamente la alerta del caso Aleix Vidal. La situación del lateral, fuera de las dos últimas convocatorias, parece irreconducible. El Barça había planteado la temporada con Aleix y Sergi Roberto como laterales derechos. Luis Enrique y el jugador parecían dispuestos a darse una segunda oportunidad después de las dudas que surgieron el año pasado. Pero no se entienden y el ex sevillista apunta a una salida en diciembre.