EPIK

Así sí

Un anciano de 90 años se gasta 10.000 dólares en anuncios para denunciar que su internet es lento

"Así que puse el anuncio en el periódico y créame, es un dinero bien gastado", dijo el hombre, que se quejaba de la velocidad de la compañía AT&T.

Un anciano de 90 años se gasta 10.000 dólares en anuncios para denunciar que su internet es lento

Un hombre californiano de 90 años publicó dos anuncios en el Wall Street Journal, que le costaron más de 10.000 dólares, para hacer saber al director general de AT&T la pésima velocidad de su servicio de Internet.

Puede parecer una medida extrema para algunos, pero Aaron M. Epstein, de 90 años, es cliente de AT&T desde la década de 1960. Epstein afirma que, a pesar de que AT&T ha evolucionado a lo largo de los años, la empresa de comunicaciones sigue estando rezagada en lo que respecta a servicios de Internet más rápidos.

Este veterano cliente afirma que durante los últimos 20 años no ha tenido ninguna queja, pero que a partir de hace cinco años, cuando se generalizó el streaming, la calidad y la velocidad de su servicio de AT&T fueron más que insuficientes.

El anuncio puesto por Epstein

"Durante los últimos cinco años, en cuanto empezaron a introducir el streaming como Roku y las películas en la televisión, mi servicio de Internet, aunque pagaba por 3,5 Mbps, a veces sólo llegaba a 1,5 Mbps. Así que ver una película a través de Roku era un pase de diapositivas", dijo Epstein.

Epstein, que vive en North Hollywood, dijo que se decidió a comprar los dos anuncios porque había estado pidiiendo a la compañía que le arreglaran este problema sin lograr grandes mejoras.

Según Epstein, aunque la empresa se mostró amable y "cortés", los ajustes no parecían llegar a su zona en un futuro próximo, por lo que decidió hacer un último esfuerzo para no solo llevar opciones de Internet más rápidas a él mismo, sino también a su comunidad.

Epstein gastó más de 10.000 dólares en dos anuncios en el Wall Street Journal. Uno de ellos se publicó en Dallas (Texas), donde tiene su sede AT&T, y el otro en Manhattan. Epstein esperaba que el anuncio de Nueva York animara a los inversores de Wall Street a presionar a AT&T para que diera un paso adelante.

"Así que puse el anuncio en el periódico y créame, es un dinero bien gastado", dijo Epstein, sonriendo en una entrevista con Fox News.