EPIK

Visto en redes

Un hombre se traga un AirPod durmiendo y tienen que operarlo para recuperarlo

Tras despertarse en su casa de Worcester (Massachusetts), Brad Gauthier se dio cuenta de que le faltaba uno de sus AirPods.

Un hombre se traga un AirPod durmiendo y tienen que operarlo para recuperarlo

Un hombre de 38 años puede servir de ejemplo para otros usuarios de los AirPods sobre el peligro de tragarse los auriculares inalámbricos, después de haber ingerido accidentalmente uno mientras dormía, y de haberse tenido que someter a una cirugía para extraerlo.

El pasado martes por la mañana, tras despertarse en su casa de Worcester (Massachusetts), Brad Gauthier se dio cuenta de que le faltaba uno de sus AirPods. Se había quedado dormido con ellos puestos, pero no le dio mucha importancia a la pérdida, ya que la caída de los AirPods no es precisamente algo inusual. Al parecer, Gauthier siguió su día como de costumbre, ignorando el ligero malestar en el pecho, pero cuando intentó beber un vaso de agua, ocurrió algo extraño.

Cuando Brad Gauthier intentó beber un vaso de agua, se le llenó la garganta y empezó a atragantarse. Consiguió sacar el agua inclinándose hacia delante y continuó como si no hubiera pasado nada, incluso limpiando la nieve de su camino de entrada, después de una fuerte ventisca. Pero el pensamiento del AirPod perdido empezó a molestarle de nuevo, especialmente porque no podía encontrarlo, ni siquiera con la ayuda de su mujer y su hijo.

"En ese momento, mi hijo y mi mujer... sacaron el tema en broma al principio, pero me pareció demasiada coincidencia que me faltara cuando sabía que me iba a la cama con él, mientras sentía un claro bloqueo en el centro del pecho", dijo Gauthier a 22 News, una cadena local.

مواطن امريكي كان دائماً يستخدم سماعة Airpods اثناء النوم ولكن في احد الايام قام ببلعها و هو نائم اكتشف هذا الامر عندما...

Publicada por ‎ابتكار Ibtikar‎ en Sábado, 6 de febrero de 2021

Brad y su mujer se rieron de la idea de que se hubiera tragado accidentalmente el auricular inalámbrico, pero cuanto más pensaba en ello, más plausible resultaba esa explicación. Explicaba el repentino malestar en el pecho y la forma en que se había atragantado con un trago de agua a primera hora del día. Después de darle vueltas a la cabeza durante unos diez minutos, decidió que ir al hospital era una buena idea.

"Estaban todos con la mandíbula desencajada, mirando esta radiografía, en la pantalla donde se podía ver con una definición tan clara. Afortunadamente, pudo llevarme a un centro de endoscopia al que están afiliados", dijo el hombre de 38 años.

Los médicos advirtieron al hombre de que el procedimiento implicaba el riesgo de que el AirPod se desprendiera y entrara en su estómago o en el conducto pulmonar. Por suerte, eso no ocurrió y Brad pudo irse a casa después del procedimiento.

"Tengo mucha suerte de que las cosas hayan sucedido como lo hicieron y de que se haya resuelto tan rápidamente, además de que estuviera encajado en la posición en la que estaba", dijo Brad Gauthier.