EPIK

Animales

El dramático rescate de unos monos capuchinos cuando una boa de 2 metros ataca a su cría

Los pequeños primates se las vieron y se las desearon con la enorme boa constrictor. Fue cuestión de segundos que pudieran detener al reptil... sin correr más riesgos.

El dramático rescate de unos monos capuchinos cuando una boa de 2 metros ataca a su cría

Un grupo de antropólogos de la Universidad de Tulane se llevó una gran sorpresa cuando se pasearon por el Sector Santa Rosa del Área de conservación en Guanacaste, en Costa Rica. Persiguiendo a un grupo de monos capuchinos, estaban observando el comportamiento juguetón de todo el grupo cuando un chillido reveló que una cría había sido capturada por una enorme boa constrictor, y lo captaron todo en la cámara.

Sorprendentemente, ante un depredador tan intimidante, la tropa optó por luchar en lugar de huir y se unieron para recuperar a su compañero de las fatales garras de la serpiente. Las imágenes se publican como parte de un estudio en la revista Scientific Reports.

La profesora de antropología Dra. Katharine M. Jack y sus colegas estaban persiguiendo a un grupo de 25 capuchinos de cara blanca cuando se desarrolló la dramática escena, allá por el verano de 2019. Algunos de los miembros más jóvenes estaban participando en el juego cuando un desafortunado individuo se cruzó con la boa constrictor de 2 metros. El ataque lanzó una inmediata y colaboradora misión de rescate del resto del grupo, que descendió sobre la boa con fuerza mientras intentaban extraer a las crías de su agarre mortal.

La tensa misión comienza a los 28 segundos del vídeo anterior y dura sólo 19 segundos. El joven de 6 años es agarrado por la boa, que comienza a envolverlo y a apretarlo, como es el habitual método de caza de estos depredadores inmensamente fuertes. Segundos más tarde un macho adulto entra en acción, haciendo sonar la alarma para lanzar un contraataque. El macho alfa del grupo carga entonces a la serpiente y, con dos hembras como respaldo, comienza a atacar furiosamente a la boa.

Finalmente recuperan al joven traumatizado y hacen una salida apresurada a los 47 segundos del video, terminando el partido a 1:0 para el Equipo Capuchino.

Una situación de comunidad no tan rara

Los contraataques impulsados por el trabajo en equipo a depredadores como la boa constrictor no son raros en las especies de primates, pero es raro que sean observados por los científicos y aún más raro atrapados en cámara de esta manera. La naturaleza única de ser testigo de tal espectáculo es capturada acertadamente por el audio del clip que se corta repetidamente cuando los investigadores necesitan censurar todas las blasfemias que naturalmente salen a la luz durante el tenso encuentro.

Los autores del estudio afirman que sus imágenes "apoyan claramente la hipótesis de que la depredación ha sido una fuerte fuerza selectiva que ha impulsado la socialidad en los primates", ya que muestra lo estrechos que pueden ser los lazos sociales en grupos como este ante la diferencia entre la vida y la muerte cuando se trata de actuar rápidamente en una crisis. También muestra que esta protección no sólo se ofrece a los parientes, ya que el macho alfa del vídeo que arriesgó su vida al atacar la boa no estaba realmente relacionado con el joven mono a su alcance.