EPIK

Cine

7 películas filmadas en un único plano secuencia

Lo vivimos en el famoso comienzo de 'Touch of Evil' de Orson Welles (1958) y desde entonces muchos cineastas han experimentado con el plano secuencia.

7 películas filmadas en un único plano secuencia

El plano secuencia siempre ha sido un recurso utilizado (y premiado) en el cine. Lo vimos en ese famoso arranque de 'Touch of Evil' de Orson Welles y, más recientemente, en películas como 'El secreto de sus ojos', 'Irreversible' o 'Slacker'. Filmar en una sola toma permite que el espectador se adentre mucho más en la historia y algunos directores han sabido beneficiarse de ello.

Para rendirles homenaje, hoy en Epik desvelamos siete películas que están contadas íntegramente en plano secuencia. Es decir, que no hay ni un solo corte en la película (aunque a veces hay trampas) y el espectador tenga la sensación de estar viviendo la narración en tiempo real.

1917 (2019, dirigida por Sam Mendes)

El impactante plano secuencia con el que se narra '1917' hizo que lo nuevo de Sam Mendes fuera un éxito y que consiguiera tres Premios Oscar este año. El director británico creó un lenguaje propio con la cámara para transmitirnos la misma angustia y terror que vivieron los dos jóvenes soldados británicos cuando intentaban cumplir una misión a contrarreloj. Eso sí, el plano secuencia tiene algo de trampa: la película cuenta con un gran corte a la mitad y con otros más disimulados.

Victoria (2015, dirigida por Sebastian Schipper)

Una chica española vive en Alemania durante unos meses. Una noche sale sola de fiesta y conoce a un grupo de chicos en la puerta de la discoteca. Lo que ocurre después es imposible de explicar sin hacer el visionado de la cinta. El plano secuencia (sin trampas, además) que guía esta película hace que pasemos por la comedia, el romance y el thriller desde los ojos de Victoria.

Birdman (2014, dirigida por Alejandro González Iñárritu)

Iñárritu dio un giro a su carrera (le conocíamos por 'Amores Perros', 'Babel' o '21 gramos') para presentarnos un plano secuencia en 'Birdman' que, además, consiguió el Oscar a mejor película y director. A pesar de que Iñárritu dejara claro cuándo aprovechaba para cortar la toma, la película está narrada como si de un solo plano se tratara.

Hablar (2015, dirigida por Joaquín Oristrell)

Dejamos un hueco al cine español para presentar 'Hablar', una película que innovó en el plano secuencia contando al mismo tiempo 20 historias paralelas. Las historias se entrecruzan durante un recorrido por Madrid (desde la plaza de Lavapiés hasta la Sala Mirador) y los muchos actores que se comunican, ríen, lloran y discuten durante el trayecto llenan con creces la película.

Utoya. 22 de julio (2018, dirigida por Erik Poppe)

El director quiso contar una de las historias más traumáticas de la historia reciente de Noruega de la manera más verídica posible. Y lo consiguió. En 2011 un neonazi asaltó unos campamentos de las juventudes socialistas en la isla de Utoya y siete años después el terror al que se habían enfrentado los 77 muertos y los supervivientes se plasmó en un plano secuencia que mostró el atentado en tiempo real.

El arca rusa (2002, dirigida por Aleksandr Sokúrov)

Según los expertos, 'El arca rusa' se trata de la primera película comercial narrada (sin trampas) en un único plano secuencia. Cierto o no, lo que consiguió fue no solo ganarse a la crítica internacional, sino dejarla gratamente sorprendida. Y es que el hecho de que la increíble puesta en escena fuera filmada en plano secuencia parece más un acontecimiento mágico que la obra de un equipo de cine. 'El arca rusa' nos muestra una visita guiada por el Museo Hermitage de San Petersburgo para contarnos a través de viajes en el tiempo la historia de Rusia.

La soga (1948, Alfred Hitchcock)

Terminamos la lista con un clásico. Y es que incluso Alfred Hitchcock probó eso del plano secuencia. Eso sí, con trampas... Pero no le quedaba más remedio: a finales de los 40 no se podía rodar más de diez minutos seguidos. ¿Cómo hizo entonces que pareciera un plano secuencia? Acercaba la cámara a algún elemento oscuro de la escena para cortar el plano. Por si la innovación fuera poca, Hitchcock se atrevió a poner a dos homosexuales como protagonistas, lo cual causó cierto escándalo por aquel entonces.