EPIK

Cómics

El verdadero origen del nombre de Batman

Sus creadores se inspiraron en dos personajes históricos hasta dar con el nombre de Bruce Wayne.

El verdadero origen del nombre de Batman

La historia de cómo se creó el personaje de Batman es una de las más fascinantes de los cómics. Originalmente creado por Bob Kane de forma muy somera -lo que después trajo polémica por su autoría-, no fue hasta que su colaborador Bill Finger llegó y desarrolló el concepto completo de lo que hoy entendemos como el personaje.

Una de las contribuciones más significativas al mito de Batman hecha por Finger fue el propio nombre del personaje, Bruce Wayne. Tanto Kane como Finger jugaron un papel en la elección de la identidad secreta de Batman, y para dar con el nombre final, exploranron la historia hasta dar con dos figuras históricas de la vida real para simbolizar mejor a Batman como personaje. De ahí sacaron sus dos nombres, según ha recopilado estos días el medio ScreenRant.

El primero de los homónimos de Batman es alguien con quien los fans del cine probablemente ya estén familiarizados, Robert the Bruce, conocido en la cultura pop como uno de los personajes secundarios de Braveheart. Curiosamente, fue Robert Bruce quien recibió el apodo en la vida real de Braveheart después de su muerte, no el protagonista de la película, William Wallace.

Según la autobiografía de Bob Kane, Batman y yo, Finger quería elegir a alguien asociado con la nobleza para destacar el papel moderno de Batman como un playboy millonario, por lo que eligió a Robert el Bruce.

El apellido de Batman fue sugerido por Kane, que eligió mirar la historia colonial americana y nombró a Batman en honor al "Loco" Anthony Wayne, un general de brigada de la Revolución Americana que se ganó su epíteto por la forma en que luchó ferozmente contra los británicos.

Curiosamente, en los cómics se juega con la idea de que Bruce Wayne es descendiente de este general.

Nombrar a Batman como un héroe de guerra que lucha por la independencia es un simbolismo para sus creadores, al enfatizar los rasgos esenciales de su personaje: que nunca se rendirá y siempre luchará por lo que es correcto.