EPIK

Efecto óptico

Descubren la gran mentira que se esconde detrás de la foto más famosa de Bali

Los turistas se sorprenden al descubrir que el famoso templo poco tiene que ver con el que han visto en Instagram gracias a un pequeño truco viral.

Descubren la gran mentira que se esconde detrás de la foto más famosa de Bali

Bali está de moda; todos conocemos a alguien que ha decidido visitar esta parte de Indonesia durante sus últimas vacaciones. Las Puertas del cielo de Lempuyangm se han convertido en una de las atracciones turísticas donde cientos de personas guardan fila durante horas para conseguir la foto del momento.

La fiebre por este monumento se debe a que varios (y muy conocidos) influencers y youtubers han publicado idílicas instantáneas del lugar en sus redes sociales. Las puertas del cielo de Lempuyangm están constituidas por dos grandes pilares de hormigón con vistas al coloso volcán Agung. Si a esta maravillosa postal le sumamos una especie de estanque que muestra el reflejo del monumento, la fotografía ya no puede ser más genial, ¿verdad?

Eso es lo que se esperaban encontrar los miles de turistas que a diario visitan Bali pero nada más lejos de la realidad. La periodista búlgara Polina Marinova ha sido la encargada de sacar a la luz la gran farsa de los instagramers a través de su cuenta en Twitter. En su publicación, Marinova descubre que el estanque no existe; se trata de un efecto visual que se consigue gracias a un trozo de vidrio que el fotógrafo coloca debajo del objetivo de la cámara del iPhone.

“La prueba de que los ‘influencers’ de Instagram lo han arruinado todo”, expresa la periodista. Las falsas expectativas de instagramers y youtubers hacen que los turistas se desplacen dos horas hasta llegar a la localización y una vez allí hagan colas de más de tres horas para conseguir la postal de moda.

Una vez más se demuestra que no todo es lo que parece en las redes sociales.