EPIK

Black Mirror

¿Es el capítulo de Miley Cyrus en 'Black Mirror' autobiográfico?

La nueva temporada de 'Black Mirror' ya está disponible en Netflix y los espectadores tienen opiniones muy dispares al respecto

¿Es el capítulo de Miley Cyrus en 'Black Mirror' autobiográfico?

Netflix ha lanzado la ansiada quinta temporada de 'Black Mirror' y en redes sociales no se habla de otra cosa. Eso sí, esta vez uno de los capítulos, 'Rachel, Jack and Ashley Too', tiene un elemento del que carecían las temporadas anteriores: una actriz archiconocida en el panorama internacional. Así es como Miley Cyrus, también famosa por sus dotes como cantante, se ha llevado el protagonismo de esta última temporada de la serie tecnológica.

La actriz da vida a Ashley Too, una cantante de éxito mundial que encierra una vida muy alejada del idealismo con el que se la vende. Y si os preguntáis dónde entra el argumento tecnológico típico de 'Black Mirror', he aquí la respuesta: la industria ha creado una muñeca robot basada en Ashley Too al alcance de cualquier adolescente obsesionado con la figura de esta reina del pop.

¿Es Ashley una versión de Hannah Montana?

Anne Sewitski (directora) y Charlie Brooker (el guionista más conocido de 'Black Mirror') han compuesto en 'Rachel, Jack and Ashley Too' una clara crítica a la industria del pop.

Justo aquí es donde entra en juego esa comparación de la que hablan las redes sociales. Ashley vive aprisionada por una imagen que no es la suya pero que resulta realmente exitosa para una industria del pop que pone la fama por encima de cualquier valor humano. ¿Os suena esta historia de algo? Parece ser que el público lo tienen claro:

Todos recordamos la mítica serie de Disney Channel en la que Miley Cyrus llegó a la cúspide del éxito bajo el nombre de Hannah Montana. Pocos la conocían por su nombre verdadero y todos la queríamos bajo esa peluca rubia y esa imagen de niña adorable. Sin embargo, ella decidió coger las riendas del asunto al culminar la serie y, como todos sabemos, se convirtió en lo que su verdadera personalidad (y nombre propio) ansiaban al ritmo de 'Jolene' o 'Wrecking Ball'.

El episodio recibe más críticas negativas que positivas

A pesar de contar con una de las actrices más conocidas a nivel internacional, 'Rachel, Jack and Ashley Too' no era lo que los espectadores más fieles de 'Black Mirror' esperaban. A diferencia del resto de temporadas, este episodio no utiliza a la tecnología como protagonista, sino a una adolescente solitaria que busca la felicidad en un icono tan exitoso como falso.

Hasta ahí todo bien. El problema es que la visibilidad que le han dado a la tecnología es más bien poco creíble. Tampoco podemos dárnoslas de que entendíamos el funcionamiento de los videojuegos virtuales en 'Playtest' o de los hologramas en 'Black Museum', pero al menos guardaban más concordancia que la muñeca de Ashley Too (a la que además han dotado de un humor simplón más digno de Disney que de 'Black Mirror').

Aun así, la clara crítica a la industria del pop y las versiones del grupo de rock Nine Inch Nails que han elegido como los hits de Ashley Too, consiguen que el capítulo sea entretenido durante su larga hora de duración. Pero claro, muchos esperan de 'Black Mirror' algo más que entretenimiento.