EPIK

Youtube

Los 10 retos virales más peligrosos de YouTube

Los 10 retos virales más peligrosos de YouTube

Recientemente YouTube ha prohibido los desafíos que implican un serio peligro para las personas y da dos meses a sus usuarios para eliminar este tipo de contenido.

YouTube ha decidido prohibir los videos virales que impliquen riesgos tanto para la integridad física como emocional de las personas. La red de videos más famosa está decidida a combatir este tipo de bromas tan peligrosas endureciendo sus políticas contra este contenido.

Los usuarios que cuenten en su canal de YouTube con este tipo de videos deberán borrarlos en un plazo máximo de dos meses; de lo contrario la plataforma los eliminará automáticamente. Si tu cuenta recibe reiterados avisos por contener videos de este tipo, puede que tu canal sea eliminado por completo.

A continuación, una recopilación de los diez retos virales más peligrosos de YouTube que pronto desaparecerán de la red:

1.- Condón challenge

A este reto no le hicieron falta muchas horas para convertirse en viral. Consistía en inhalar un preservativo para luego sacarlo de la garganta por la boca. Fueron muchos los jóvenes que quisieron divertirse con este challenge y que lo divulgaron en sus redes sociales. El riesgo de este absurdo reto era que en algunas ocasiones llegó a producir casos de asfixia al quedarse el preservativo atascado en las vías respiratorias.

2.- ‘No lackin challenge”

Consistía en sacar un arma de fuego y fingir disparar a un compañero. Este, debía sacar su propia arma y apuntarle. Eso si, sin apretar el gatillo. Con este peligroso reto se registraron varios accidentes.

3.- ‘Kiki’

Posiblemente el challenge más viral del año 2018. Hemos visto bailar a famosos y anónimos al son de la canción In my Feelings de Drake. El reto consistía en bailar esta canción con el coche en marcha.

4.- ‘Tide Pot’

Este extraño a la par que peligroso reto consistía en comer cápsulas de detergente. El riesgo por intoxicación era tan alto que YouTube y Facebook iniciaron una campaña conjunta para eliminar los videos de este reto.

Ver esta publicación en Instagram

Tide pods part of a healthy breakfast #tidepotchallenge #bonappetit

Una publicación compartida de Isai (@ii.ss.aa.ii) el

5.- ‘La rueda de la muerte’

Una persona se debía subir a una rueda giratoria de un parque mientras otra persona le impulsaba con la rueda trasera de una moto. La rueda cogía tal velocidad que en algunos casos le causó la muerte a la persona que estaba subida.

6.- ‘Hot water’

La premisa era muy sencilla: se debía arrojar agua hirviendo sobre otra persona que estuviera desprevenida. En los Estados Unidos, un joven de apenas 15 años, resultó gravemente herido cuando le echaron agua hirviendo mientras dormía.

7.- ‘Flaming cactus’

El usuario tenia que prender fuego a un cactus y acto seguido comérselo, en el menor tiempo posible. Otros de los retos más peligrosos que nos dejó el año 2018.

8.- ‘Bird Box’

Inspirado en la película homónima protagonizada por Sandra Bullock. Consistía en realizar tareas cotidianas con los ojos vendados. Algunos casos eran tan extremos que la peligrosidad no sólo era para el protagonista del reto si no también para el resto de viandantes

9.- ‘Momo’

Los usuarios deben agregar a su agenda telefónica un número de Japón. A partir de ese momento, ven a Momo. Deben entablar una conversación con ella y seguir todos los pasos que le indique; de lo contrario caen en una supuesta maldición.

10.- ‘Ballena azul’

Adolescentes de prácticamente todas partes del mundo empezaron a cortarse el brazo hasta lograr dibujar una ballena. El dibujo se iba formando según iban completando los distintos niveles del desafío. El último paso era el suicidio.

A partir de ahora YouTube no solo cuidará el contenido de sus videos si no también las imágenes en miniatura y los enlaces externos. Si alguno de estos dos elementos incluye contenido inapropiado o peligroso será igualmente eliminado. Si la imagen en miniatura contiene violencia gráfica o pornografía, se eliminará el video completo por más que el contenido del mismo sea correcto.