EPIK

Youtube

La verdad tras la polémica película 'Bocadillo' de Wismichu

La verdad tras la polémica película 'Bocadillo' de Wismichu

YouPlanet

ACN

El youtuber ha explicado su plan original, que acabará con un documental que cuenta cómo se armó toda la broma.
Nominadas al Oscar a mejor actriz de reparto 2019

Ismael Prego, más conocido como Wismichu, lleva unos días siendo noticia después de que este fin de semana se estrenara su supuesta película 'Bocadillo' en el festival de Sitges. La película, lejos de serlo, consistía en un bucle de casi una hora de duración donde se repetía el mismo chiste.

La proyección causó críticas por parte de los asistentes, que pagaron 4,5 euros por verla, y destapó también la vena más hater contra el youtuber, que ha estado de promoción estos días, al enteder que estaba ocupando un espacio que no se merecía con una película como esa.

Este miércoles, en un vídeo subido a Youtube, Prego ha explicado todo lo que se escondía detrás de 'Bocadillo', que como ha quedado claro, es una enorme broma. Una enorme broma que sin embargo intenta demostrar algunas verdades de la sociedad en la que vivimos.

Todo el proceso de la broma de 'Bocadillo' será ahora contado en un documental en unos meses, que estará dirigido por Carlo Padial, director de 'Algo muy gordo', película protagonizada por Berto Romero, o el fenómeno viral 'Quiero ser negro'.

Prego explica en su vídeo que la idea de 'Bocadillo' le surgió para intentar demostrar algunas cosas que había visto en los últimos tiempos. La primera, hasta qué punto es fácil colarle a la gente algo en la era de las redes sociales. Wismichu realizó decenas de entrevistas en las que vendía su película y en ninguna de ellas se preguntaban si era verdad que un youtuber iba a hacer una producción tal, a pesar de que, como dice, había dejado varias pistas en los vídeos que había ido publicando.

El segundo motivo, era demostrar cómo en la actual industria sirven más los números que el talento. "Un director real que ha hecho su primera película no puede encontrar tantas facilidades como yo, en quien se confía solo por los seguidores que tengo a pesar de no haber demostrado ningún talento a la hora de hacer películas", explica.

El tercero es reseñar también cómo se trata a los youtubers y los creadores de contenido, normalmente con cierta antipatía. Él cuenta que ha recibido muchas críticas de la película solo cuando publicó el trailer, cuando aún no se podía ver absolutamente nada, y desde luego no que iba a ser una broma.

Por último, Prego también explica que el Festival de Sitges estaba enterado de que no iba a ser una película como tal, y que era condición cobrar entrada.