ACTUALIDAD

Colocación adecuada del SEPE: qué es y qué pasa con nuestro subsidio si rechazamos el empleo

Rechazar una oferta de colocación adecuada del SEPE puede acarrear sanciones

Colocación adecuada del SEPE: qué es y qué pasa con nuestro subsidio si rechazamos el empleo

Recibir un subsidio por desempleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) conlleva una serie de obligaciones. Su incumplimiento puede acarrear sanciones como la pérdida temporal o incluso definitiva de la ayuda. Aquí entra en juego el concepto de “colocación adecuada" del SEPE, que consiste en la oferta de empleos similares a los que realizamos antes de quedarnos en paro.

Qué es la colocación adecuada

Según el SEPE, una oferta de empleo es adecuada si se adapta a unos determinados criterios. Ante todo, el lugar de trabajo debe encontrarse a un máximo de 30 km de nuestra residencia habitual. Además, la colocación tendrá en cuenta la duración del trabajo y de la jornada y el salario del puesto.

Al mismo tiempo, el empleo debe adaptarse al perfil del solicitante. Para ello, se tienen en cuenta tanto la profesión demandada como la habitualmente desempeñada y la última ejercida. Además, se tendrán en cuenta otras profesiones que se ajusten a nuestras aptitudes.

No obstante, si la persona beneficiaria ha recibido un subsidio por desempleo durante más de un año, también se considerará “colocación adecuada” a cualquier actividad que la administración considere conveniente.

Qué pasa si la rechazamos

Para rechazar una oferta de este tipo es necesaria una justificación adecuada. De lo contrario, el órgano competente podría iniciar un procedimiento sancionador por infracción grave.

La primera infracción grave podría acarrear la pérdida de tres meses de subsidio. Una segunda sanción podría llegar hasta los seis meses de suspensión. En caso de cometer una tercera infracción grave, se perdería todo derecho a las ayudas.

Esta escala se aplicará en caso de que haya transcurrido menos de un año entre infracciones, sean del tipo que sean. No es necesario que el incumplimiento sea siempre de la misma naturaleza.