ACTUALIDAD

China pone a prueba sus misiles 'asesinos de portaviones'

Estas armas tienen un alcance de 4.000 kilómetros, pueden atacar a objetivos terrestres o navales y tienen capacidad para lanzar ojivas nucleares o convencionales.

China pone a prueba sus misiles 'asesinos de portaviones'
Icy Wikimedia Commons

Una brigada de la Fuerza de Misiles del Ejército Popular de Liberación de China ha comenzado a probar sus misiles balísticos DF-26, presentados en 2015 y bautizados como ‘asesinos de portaviones’, para mejorar sus capacidades de ataque, según han informado medios locales. Estas armas tienen un alcance de unos 4.000 kilómetros y tienen capacidad para lanzar tanto ojivas convencionales como nucleares contra objetivos terrestres y navales.

Durante el ejercicio, también se lanzaron misiles para simular ataques con “fuego real” y la brigada tuvo que trasladar proyectiles de un lugar a otro y prepararlos para otra ronda de disparos con el objetivo de evaluar su capacidad de respuesta rápida.

Apenas se conoce información sobre el ensayo, ya que el campo de entrenamiento donde se llevó ha cabo quedó sin especificar, igual que la fecha exacta. Solo se reveló que se había producido recientemente por la noche y que los militares contaron con la ayuda de un dron para apuntar a sus blancos.

EE. UU. acusa a China de no querer reducir su arsenal nuclear

Hace un mes, el embajador estadounidense ante la Conferencia de Desarme, Robert Wood, acusó a China de oponerse a una negociación bilateral para reducir el arsenal nuclear de las dos potencias, y expresó su esperanza en que Pekín cambie esta actitud. “Hasta el momento, Pekín no ha querido mantener discusiones significativas al respecto, similares a las que tenemos con Rusia, y esperamos sinceramente que esto cambie”, indicó Wood en su intervención en el pleno mensual de la conferencia con sede en Ginebra.

El diplomático mencionó el “dramático crecimiento del arsenal atómico chino”, y afirmó que Estados Unidos seguirá buscando intercambios con China “en doctrinas nucleares, acuerdos de notificación de lanzamiento de misiles, y mejores canales de comunicación de crisis”.

Organizaciones internacionales estiman que China posee más de 300 ojivas nucleares, cifra superior a las de Francia (unas 290) o el Reino Unido (cerca de 215), pero muy por debajo de las 5.800 aún activas en Estados Unidos y las más de 6.300 de Rusia. Moscú y Washington acordaron este año extender el acuerdo de control de armamento New START durante cinco años más.