ACTUALIDAD

Crean la primera forma de vida inmune a los virus

Un equipo de investigadores lo logró tras reescribir el genoma de la bacteria Escherichia coli. Su trabajo podría tener aplicaciones en biología, medicina y medicamentos.

Crean la primera forma de vida inmune a los virus
SAM REEVES AFP

Una nueva investigación científica ha logrado un importante avance en la lucha contra los virus que afectan al ser humano. Se trata de un trabajo que ha sido desarrollado por expertos del Reino Unido y que puede suponer un punto de inflexión en esta tarea.

En concreto, ese equipo de científicos ha logrado fabricar la primera forma de vida resistente a la práctica totalidad de estos agentes infecciosos tras modificar su código genético. Se trata de una bacteria Escherichia coli sintética que fue creada hace dos años y a la que ahora han modificado su genoma con unos 18.000 cambios nunca vistos antes en la naturaleza.

Así, este trabajo, que ha sido publicado en la revista Science, ha conseguido fabricar una forma de vida resistente a las infecciones virales que, además, es capaz de crear polímeros sintéticos a través de sus células. Los autores de esta investigación, que ha sido realizada por la Universidad de Cambridge, consideran que supone un avance que puede tener aplicaciones en biología, medicina y medicamentos.

Beneficios para la biotecnología y la medicina

El jefe de este equipo de científicos, Jason Chin, explicó que estas bacterias pueden convertirse "en fábricas renovables y programables que produzcan una amplia gama de nuevas moléculas con propiedades novedosas, lo que podría tener beneficios para la biotecnología y la medicina, incluida la fabricación de nuevos fármacos, como antibióticos".

Además, quieren investigar las aplicaciones de esta tecnología para desarrollar nuevos polímeros, por ejemplo plásticos biodegradables, que "podrían contribuir a una bioeconomía circular", según recoge EFE.

Cómo lo consiguieron

En declaraciones a esta misma agencia, Daniel de la Torre, uno de los científicos participantes en la investigación, detalla cómo se desarrolló su labor. Así, explica que modificaron la maquinaria que la célula emplea para producir proteínas (que también son un tipo de polímeros) para usarla con el objetivo de ensamblar polímeros que no estén compuestos de aminoácidos naturales, sino de otros monómeros sintéticos que se pueden sintetizar en el laboratorio.

Asimismo, reescribieron el genoma entero de la bacteria sintética para eliminar algunos codones y la maquinaria que los lee, el ARN de transferencia (ARNt) de las células (una pequeña molécula que participa en la síntesis de proteínas), con el resultado de que la bacteria se vuelve resistente a la mayor parte de los virus.