Actualidad

Abren una caja en un glaciar con tesoros vikingos de hace 500 años

El calentamiento global está provocando el derretimiento de las capas de hielo y eso da lugar al descubrimiento de auténticas joyas totalmente inesperadas.

Abren una caja en un glaciar con tesoros vikingos de hace 500 años
Espen Finstad / secretsoftheice.com Espen Finstad / secretsoftheice.com

El calentamiento global está provocando el derretimiento de los glaciares. Las capas de hielo, antes cubiertas de nieve de forma abundante, ahora se están fundiendo. Es lo que ha pasado en el paso montañoso de Lendbreen, ubicado en el condado de Oppland, en Noruega. Sin embargo, a pesar de que es una catástrofe natural para el planeta, ha dado lugar a un descubrimiento totalmente inesperado.

El derretimiento del hielo ha hecho que se encuentren cientos de artefactos antiguos que han servido para conocer detalles hasta ahora desconocidos de la época romana y el periodo medieval. Así, entre las cajas halladas, hay un pequeño tesoro que ha sobrevivido al paso del tiempo y a las temperaturas extremas. El cierre estaba intacto gracias a sus correas de cuero, que ayudaron a que se conservara lo que había dentro.

Una simple vela de cera de abejas

Los descubridores esperaban encontrar en las cajas antiguas joyas o documentos reveladores e importantes. Sin embargo, el contenido fue sorprendente y fascinante: una simple vela de cera de abejas se encontraba en el interior del tesoro conservada, eso sí, en excelentes condiciones. El hallazgo fue parecer menor, pero la vela y la caja bien conservada revelan una historia curiosa que no es otra que las caminatas anuales que se han realizado a lo largo de la historia por ese paso montañoso.

El pino empleado en la caja desvela su origen

El material de la caja, eso sí, no es actual. Investigadores del Museo de Historia Cultural de Oslo han identificado que el pino empleado para hacer la caja ha sido fechado entre 1475 y 1635, es decir, hace aproximadamente 500 años. Los expertos explican que las velas eran la única fuente de luz por la noche y los agricultores utilizaban estas cajas para transportar las velas desde sus principales granjas hasta sus pastos de montaña en verano.

Más hallazgos

Este tesoro en forma de caja con una vela en su interior no fue el único descubrimiento que ha dejado el derretimiento de los glaciares. En el paso de Lendbreen también se han recuperado lanzas vikingas, una túnica de lana, raquetas de nieve para caballos, guantes, zapatos, bastones, cuchillos, correas para perros e incluso los restos de un perro.