MASCOTAS

Las 3 claves para entender el comportamiento de los gatos según su edad

El comportamiento de estos animales está determinado tanto por la genética como por la socialización y el aprendizaje durante sus primeras semanas.

Las 3 claves para entender el comportamiento de los gatos según su edad

Los gatos son el segundo animal doméstico más común en España por detrás de los perros. Un 11% de los hogares tienen un felino como mascota. Los comportamientos del gato varían en función de la edad, pero también dependen de otros factores que conviene conocer para asegurarnos de que la convivencia con ellos sea la mejor posible.

Según Experto Animal, el carácter de un gato se forma principalmente en torno a tres factores. El primero es la herencia genética, que influye hasta en un 30% de su carácter. En este sentido importan los rasgos de personalidad de su raza y de sus progenitores. Por ello, si un gato es asustadizo es bastante probable que su cría también lo sea.

El segundo factor es la etapa de socialización, que tiene lugar entre las dos y las siete semanas de vida. Es imprescindible que durante esta etapa su socialización con personas, otros gatos o con perros sea positiva, de tal manera que no sufran un estrés que los puede acompañar el resto de su vida.

Por último, es muy importante el aprendizaje. En este aspecto, es fundamental el entorno y la educación que viva el gato, pues ello repercutirá en su comportamiento de manera directa. Por ejemplo, si sufre una caída o algún episodio traumático, es probable que su comportamiento varíe.

Comportamiento de los cachorros

Aunque evidentemente no todos los gatos son iguales, pues dependen de los tres factores mencionados, sí que se encuentran patrones de comportamiento en función de la edad de los animales.

Hasta los 15 días, el gato depende de su madre y no es hasta ese momento cuando empieza a ganar movilidad y comienza el período de socialización que finaliza con el destete progresivo. Es en este momento, con la convivencia con su madre y sus hermanos cuando podrán aprender el lenguaje y la comunicación de su especie, que es la base del comportamiento social.

Asimismo, comenzarán a comer por sí mismos, a utilizar el arenero para enterrar sus excrementos y a acicalarse tanto a ellos como a otros individuos si los hubiera. Es el momento de mayor comportamiento social, por lo que es imprescindible que se utilice el refuerzo positivo para premiar al gato por las conductas positivas, como usar el rascador o dormir en su cama.

A las siete semanas, los gatos comenzarán a desarrollar conductas sexuales en su etapa de pubertad, por lo que es recomendable acudir a un veterinario para decidir si la castración o esterilización es la opción más adecuada.

Comportamiento de adultos

El comportamiento del gato adulto estará muy influenciado por las experiencias que haya tenido el gato en su edad temprana, así como por los factores genéticos y por el entorno.

Como norma general, el gato adulto se comporta de manera territorial, que conservan su bienestar a través del seguimiento fiel de una rutina ya que los cambios provocan un estrés en los gatos que afectan a su comportamiento y a su salud.

En esta etapa, habrá que seguir fomentando que el gato juegue para que no se aburra y se mantenga bien físicamente. Un cambio brusco del carácter debe conducirnos con urgencia al veterinario, ya que los felinos son capaces de ocultar el dolor y otros problemas.

A partir de los 10 o 12 doce años, el gato empieza a mostrar síntomas de vejez, pues empieza a ser menos activo, a descansar durante más tiempo y necesitan más cuidados y cariño. Habrá que seguir incentivando el juego, aunque sea durante menos tiempo.