CORONAVIRUS

La solución de Francia para la segunda dosis a los vacunados con AstraZeneca

La Alta Autoridad de Salud no ve problema en combinar vacunas diferentes. "Da respuestas inmunitarias más importantes que cuando se utiliza dos veces la misma".

La solución de Francia para la segunda dosis a los vacunados con AstraZeneca
Ferdi Limani Getty Images

La campaña de vacunación contra el coronavirus ha sufrido en las últimas semanas un serio revés debido a la pérdida de confianza en la vacuna de AstraZeneca. Este viernes el consejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, cuantificó cerca del 70% de población que no había acudido a su cita para recibir la inyección de la compañía británica.

Con la limitación de la vacunación a personas de entre 60 y 69 años de edad, son muchas las personas que se preguntan qué pasará con la segunda dosis de la vacuna que le debería tocar recibir en las próximas semanas. Una difícil situación a la que se enfrentan otros países de la Unión Europea. Francia ya ha decidido qué decisión tomar.

La Alta Autoridad de Salud (HAS) del país galo ha dictaminado que los menores de 55 años que ya hayan recibido una dosis de la vacuna de AstraZeneca recibirán una segunda dosis de Pfizer o BioNTech, desarrollada a partir de ARN mensajero, una tecnología diferente a la que ya han recibido (vector viral no replicante).

De esta forma, más de medio millón de franceses se verán afectados por la decisión. El HAS asegura que las dos dosis son necesarias para mejorar la inmunidad de las personas, al mismo tiempo que no ve un problema en combinar dos vacunas diferentes. De hecho, lo recomienda en su último informe. "Da respuestas inmunitarias que son más importantes que cuando se utiliza dos veces la misma vacuna". El ministro de Sanidad, Olivier Véran, ve la decisión como "lógica" y promete que todos los afectados, en su mayoría personal sanitario, recibirá esta segunda dosis a tiempo. En España no se descarta aplicar una medida similar, tal y como ha confirmado esta mañana la ministra de Sanidad, Carolina Darias. "Hay distintos escenarios: quedarse con la primera dosis, con una protección del 70% es una opción o poner una segunda dosis con otra vacuna de tipo ARNm como Alemania o Francia".

La OMS, en contra

Una opinión que va en contra de los pensamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo que no ve adecuada la mezcla de vacunas. "La intercambiabilidad de la vacuna no es algo que puedan recomendar en este momento, no hay datos adecuados para decir si esto es algo que se puede hacer", asegura Margaret Harris, portavoz de la OMS.

En la misma línea se han expresado diversos expertos españoles. Margarita del Val, tras asegurar que la vacuna de AstraZeneca tiene un "riesgo bajísimo" de sufrir un trombo, advierte que "Lo que no se puede hacer es hacer cosas de la que no hay estudios, como combinar vacunas. A eso no se debe ir".

"No hay datos disponibles sobre la intercambiabilidad de Vaxzevria con otras vacunas frente a la COVID-19 para completar la pauta de vacunación", indica por su parte la Sociedad Española de Inmunología.