CORONAVIRUS

"Brasil puede ser un Fukushima biológico"

El país sudamericano atraviesa su peor ola desde el inicio de la pandemia. El martes se registró el mayor número de fallecidos diarios, con más de 4.000.

"Brasil puede ser un Fukushima biológico"
AMANDA PEROBELLI REUTERS

Brasil, el segundo país en número de contagios (más de 13 millones) y número de muertes por coronavirus (336.000) vive un auténtico drama en los últimos días. Cada ola de contagios ha sido mayor y la que ahora asola al país sudamericano es especialmente preocupante. A finales de marzo se registró el pico de contagios diarios con más de 100.000. La variante del país, conocida como P.1, ha desatado un fuerte aumento en la transmisión.

Pero más alarmante todavía es el número de fallecidos: más de 4.000 muertos por COVID-19 en los últimos días. Según los expertos, pronto se superará la peor ola que vivió Estados Unidos, el país que lidera la cifra de contagios y fallecidos, en el mes de enero.

El sistema sanitario de Brasil se encuentra en una situación crítica, en un contexto en el que hace semanas que la cifra de fallecidos no baja de los 1.000 diarios. Lejos de las 550.000 defunciones registradas en Estados Unidos, los expertos temen que se puedan superar a pesar de contar con una población dos tercios inferior. "Es un reactor nuclear que ha desencadenado una reacción en cadena y está fuera de control. Es un Fukushima biológico", advierte Miguel Nicolelis, médico brasileño y profesor de la Universidad de Duke.

El efecto de la variante local

El pasado martes el Ministerio de Salud brasileño comunicó el fallecimiento de 4.195 personas por la COVID-19, superando por mucho el anterior récord de fallecimientos diario. Desde finales de febrero se han ido superando los récords de fallecimiento semanales. La variante local, junto con los escasos esfuerzos por reducir la transmisión, según Reuters, son dos factores que han alimentado esta situación actual.

Después de que Estados Unidos haya empezado a vacunar de forma masiva en todo el país, ahora el principal foco de la pandemia a nivel mundial se encuentra en Brasil, que aporta una de cada cuatro muertes que se producen en todo el mundo. Mientras tanto, los expertos del país consideran esenciales para reducir los contagios los cierres y el uso de mascarillas, medidas que el presidente Jair Bolsonaro rechaza sistemáticamente.

Evolución futura

Ante tal situación, el poder regresar a una vida más o menos normal parece todavía muy lejana. El ministro de Economía, Paulo Guedes, considera que esto podría llegar "en dos o tres meses. Probablemente la actividad económica sufrirá una caída, pero será mucho menos que la caída del año pasado y mucho más corta".

Tanto Nicolelis como Christovam Barcellos, investigador del instituto médico Fiocruz, creen que Brasil podría superar en los próximos meses las cifras de Estados Unidos en cuanto a muertes totales como récord diario. Según un modelo matemático del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud, de la Universidad de Washington, calcula que la próxima semana se superará el promedio de muertes por COVID en siete días que tiene el país norteamericano, con 3.285 en el mes de enero.