ACTUALIDAD

La incidencia cae a riesgo medio: 149 casos por 100.000 habitantes

El Ministerio de Sanidad ha notificado este viernes 6.654 nuevos contagios y 637 muertes, aunque 468 se deben a un acumulado que ha pasado Cataluña.

La incidencia cae a riesgo medio: 149 casos por 100.000 habitantes
JUNTA - Archivo EUROPA PRESS

Como viene siendo habitual en los últimos días, la evolución epidemiológica en España continúa mejorando. Con los datos facilitados este viernes por Sanidad, nuestro país ha pasado de riesgo alto a medio, puesto que la incidencia acumulada se sitúa en 149,23 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Asimismo, el Ministerio ha registrado 6.654 nuevos contagios y 637 muertes (468 se deben a un acumulado que ha pasado Cataluña). 

La incidencia no se encontraba en dicho nivel desde el pasado 21 de agosto. Otro de los datos destacados es que Madrid pasa de riesgo extremo a riesgo alto, debido a que su incidencia se sitúa en 245 casos. Por encima de ese umbral solamente se encuentran ya Melilla (390) y Ceuta (291). Respecto a las autonomías cuyo nivel es más bajo destacan Extremadura (49), Baleares (61), La Rioja (74), Comunidad Valenciana (79), Murcia (83) y Castilla-La Mancha (87).

Presión hospitalaria

En cuanto a la situación en los hospitales, actualmente hay 9.896 pacientes ingresados en toda España por coronavirus y 2.571 en UCI. La tasa de ocupación de camas por enfermos COVID se sitúa ya en torno al 7,88%, y alrededor del 25,14% en UCI. Además, en las últimas 24 horas se han producido 908 ingresos y 1.134 altas.

Semana Santa

Pese a la mejoría de las cifras, las autoridades sanitarias de las comunidades han pactado algunas restricciones de cara a Semana Santa. Así, todas las autonomías quedarán cerradas perimetralmente y el toque de queda estará establecido en principio desde las 22:00 a las 06:00 horas.

La Comisión de Salud Pública se reunió el jueves y estos acuerdos deberán ser ratificados en el próximo Comité Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, previsto para el próximo miércoles. Estas nuevas limitaciones suponen una postura totalmente diferente a la que hubo durante las pasadas Navidades, que a la postre provocó una tercera ola que dejó unos datos peores que las dos anteriores.