ACTUALIDAD

La OMS descubre que el brote inicial de Wuhan pudo ser más amplio de lo que se creía

Uno de los miembros desplazados a Wuhan, el microbiólogo Dominic Dwyer, explica que no han recibido toda la información. Y en la CNN, Peter Embarek asegura: "El virus circulaba ampliamente por Wuhan en diciembre".

La OMS reclama más datos a China para determinar el origen del coronavirus
ALY SONG REUTERS

La OMS terminó esta semana la misión que viajó a China para investigar el origen del coronavirus y a tenor de las declaraciones por alguno de los expertos que se desplazó a Wuhan no ha quedado muy satisfecha de la información recibida. Uno de los miembros de la OMS que ha estado estas semanas en el país asiático, el microbiólogo australiano Dominic Dwyer, ha explicado en la prensa australiana que no han recibido toda la documentación solicitada por parte de las autoridades chinas. 

Por ejemplo, el experto ha comentado que solicitaron los datos en crudo de 174 casos identificados en la primera fase de la pandemia en Wuhan, pero sólo se les ha proporcionado un resumen. Estos datos, explica Dwyer, son de especial importancia y "lo normal sobre la investigación sobre un brote". "No sé decir por qué no nos los han dado. Si es por motivos políticos, por tiempos o si es difícil... Si hay otros motivos, los desconozco. Solo se puede especular", ha aseverado.

No es el primer desplazado a China que se queja de la información recibida. El encargado de liderar la comitiva fue el doctor Peter Ben Embarek, que en una entrevista con AFP ha denunciado la falta de información facilitada por parte de las autoridades chinas.

"Queremos más datos. Hemos pedido más datos. Hay un conjunto de frustraciones, pero también expectativas realistas de lo que es factible en un plazo determinado", aseguró el facultativo.

Brotes anteriores

Asimismo, explicó en el citado medio que espera la entrega de los datos solicitados, lo que permitirá avanzar en la investigación. Los expertos del organismo creen que la enfermedad tuvo su origen en los murciélagos y que se pudo haber transmitido a los humanos a través de otro mamífero.

Sin embargo, no han logrado conocer dónde y cuándo comenzó todo, incluso si no se informó sobre un brote importante en Wuhan u otros lugares antes de diciembre de 2019. Por ello, el miembro de la OMS destacó que le hubiera gustado tener acceso a datos sin procesar sobre casos pasados de enfermedades como neumonía o gripe.

El brote inicial de Wuhan

La cadena CNN, en una información exclusiva, asegura que la misión destinada en Wuhan para averiguar el origen del SARS-CoV-2 han descubierto indicios de que el brote inicial ocurrido en esta ciudad fue mucho más amplio de lo que se pensaba hasta el momento. De esta forma, están tratando de acceder a las muestras de sangre que China todavía no les ha permitido estudiar. "El virus circulaba ampliamente por Wuhan en diciembre, y eso es un hallazgo nuevo", señalaba Embarek.

El doctor Embarek advertía hace unos días del descubrimiento de varios signos que indicaban una propagación más amplia del virus ya en 2019: más de una docena de variantes del coronavirus habría ya circulando por Wuhan en el mes de diciembre. "Como ya había diversidad genética en las secuencias del SARS-CoV-2 muestreadas en Wuhan en diciembre de 2019, es probable que el virus haya estado circulando por un tiempo más que ese mes solo", asegura Edward Holmes, virólogo de la Universidad de Sydney.

El equipo de la OMS, además, pudo hablar con el primer paciente identificado por China, un oficinista de unos 40 años, sin antecedentes de viajes al extranjero y del que se supo que estaba infectado el 8 de diciembre. "No tiene ningún vínculo con los mercados. Tiene una vida, en cierto modo, aburrida y normal, nada de senderismo en las montañas", afirma Embarek.

Según el especialista en seguridad alimentaria de la OMS, el equipo de científicos de China presentó un total de 174 casos de COVID en Wuhan en diciembre: 100 de ellos confirmados a través de pruebas de laboratorio y los 74 restantes, a través de los síntomas relacionados con la enfermedad. Así, con estos datos, Embarek asegura que el coronavirus podría haber afectado a cerca de 1.000 personas en Wuhan en el mes de diciembre.

De 72.000 posibles casos a 92

Antes de comenzar la misión de la OMS, los científicos chinos habían identificado 72.000 de estos casos entre octubre y diciembre, algo que no descarta que fueran los primeros sucesos de coronavirus. Tras aplicar una serie de criterios, decidieron que solo 92 casos merecían ser examinados para comprobar si tenían relación con la COVID-19.

Por este motivo, Ben Embarek recalcó que "estamos tratando de entender el proceso que llevó a bajar de 72.000 a 92", a la vez que lamentó no haber sido informados sobre los requisitos utilizados para hacer esta selección.

La distribución de estos 92 casos también llamó poderosamente la atención del experto, pues "no hubo agrupaciones en lugares particulares". Se dieron en pequeñas cantidades en toda la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan.

Estados Unidos también duda

Estados Unidos sigue sospechando sobre la pandemia. Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional del país, anunció el sábado que tiene "fuertes preocupaciones" sobre los primeros resultados de la investigación llevada a cabo por la OMS.

Así, ha solicitado a las autoridades chinas que proporcionen más información: "Para comprender mejor esta pandemia y prepararse para la próxima, China debe hacer accesibles sus datos sobre los primeros días de la epidemia".

"Tenemos profundas preocupaciones sobre la forma en que se comunicaron las primeras conclusiones de la investigación de COVID-19 y preguntas sobre el proceso utilizado para llegar a ellas. Es imperativo que este informe sea independiente, con conclusiones de expertos libres de intervención o alteración por parte del gobierno chino", añadió Sullivan.