Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Antes de salir a por setas, toma nota de estos consejos

El otoño es la época de las setas, te contamos cuáles son las más comestibles, las más peligrosas, lo que debes tener en cuenta, cómo cogerlas... para evitar riesgos.

temporada de setas
as.com

Ha llegado el otoño y con él la temporada de setas, época favorita de aficionados a la gastronomía y amantes de las excursiones. Pero siempre hay que tener en cuenta algunos cuidados especiales, por nuestra salud. 

Por eso la OCU recomienda no coger setas y otros hongos de los bordes de la carretera, no arrancarlas del suelo sino cortarlas, incluso llevar un pincel para eliminar restos de polvo, barro o cualquier otra maravilla de la naturaleza para evitar que se contaminen.

Lo que debes saber antes de salir a coger setas

"Pues como modo de iniciarse en el mundo de la micología, para cualquier persona que no haya ido nunca a recolectar setas es importante: apuntarse o asistir a jornadas formativas de Asociaciones Micológicaspara tener una perspectiva global del mundo de los hongos y de sus peligros", nos cuenta a Deporte y Vida Iván Franco, Ingeniero de Montes especializado en Micología Forestal, miembro de ID Forest.

"Comprarse guias de campo en las que aparezcan las principales especies comestibles y sus posibles confusiones sería de gran ayuda", añade.

"Las primeras veces que se vaya al campo a recolectar, es muy importante ir con alguien experimentado en la recolección de hongos comestibles (las propias asociaciones micológocas organizan visitas al campo)", destaca.

Los níscalos son la más abundante de las setas comestibles silvestres que aparecen en nuestros bosques.

Es importante "ir siempre bien equipado (botas de montaña, ropa de abrigo e impermeable). También es importante el uso de navaja setera (o con la hoja corta), ya que hay especies que no se pueden arrancar (solamente cortar). También, es imprescindible el uso de cesta para la recolección", reseña, para facilitar que las esporas de las setas sigan diseminándose por el camino.

Y no olvides que "en muchas regiones existen zonas acotadas para la recolección. Es muy importante conocer las normativas y los permisos necesarios para realizar la actividad", nos aclara. 

Pregutamos también a un pastor de la sierra de Segovia, Ángel García, quien nos resume la estampa que se encuentra los lunes, cuando vuelve a su lugar de trabajo, la naturaleza.

"Llenan el campo de mierda, meten los coches por todos lados sin respetar nada, escarban en el monte con artefactos que devoran todo lo que nace pequeño; en una palabra no respetan al medio. No son todos, pero sí bastantes. Jamás entenderá que tiren un bote de cerveza en el campo cuando van a buscar setas. ¿Lo hacen en su casa? Hay gente muy respetuosa que sí se separa de los animales y cuidan lo que nos rodea, pero otros... Me he encontrado hasta restos de limpieza de niños pequeños, toallitas y paquetes vacíos llenos de mierda, literalmente", nos cuenta al Diario AS.

Las setas comestibles más habituales

  • Boletus
  • Oronja
  • Setas de cardo
  • Setas de San Jorge
  • Angula de campo
  • Colmenillas
  • Rebozuelo
  • Lengua de vaca
  • Níscalo
  • Parasol
  • Cantharellus
  • Trompeta de lo muertos
  • Llenegra gris
  • Pie azul
  • Pie violeta
  • Senderuela
  • Seta de brezo
  • Falso Boletus
  • Portobello
  • Champiñón
  • Falta seta de cardo
  • Shiitake
  • Enoki
  • Shimeji

Cómo preparar las setas para cocinarlas

Debes tener mucho cuidado, y moverlas poco. No meterlas bajo el grifo, sino limpiarlas con el pincel o un trapo húmedo. Si las metes en la nevera antes de consumirlas, no las tapes. 

Si haces recetas sencillas notarás más el sabor: vuelta y vuelta con un buen aceite de oliva. Con ajo o cebolla. Con huevo, con trufa. Con pasta.