Deporte y Vida

SALUD

Los 8 beneficios que tiene dormir desnudo para la salud

Reduce el estrés, favorece la relación con la pareja, evita infecciones a través de la ropa, mejora la autoestima, facilita el descanso... entra muchas otras.

dormir desnudo
as.com

Intentar descansar de la mejor manera posible es algo que todos perseguimos. Y un remedio sencillo, barato, ecológico, sostenible, y placentero, está al alcance de nuestra mano: dormir desnudo es bueno para nuestra salud.

No lo decimos nosotros, son las conclusiones a las que han llegado en Chilly analizando varias investigaciones. Y es que según el Instituto de Estudios del Sueño de Los Angeles, dormir con pijama, con el consecuente aumento de temperatura corporal, no solo afecta al ciclo de sueño sino que también inhibe la llegada del sueño profundo. Dormir desnudo ayuda a regular la temperatura corporal y que nuestro sueño sea plácido, reconfortante. Dormir desnudo reduce los niveles de cortisol, que es conocida como la hormona del estrés. Por lo tanto, dormir desnudo te ayuda a relajarte y a liberar estrés. 

Dormir desnudo hace que la temperatura corporal se regule sola, por lo quemarías más calorías y llevaría a la pérdida de peso.

La vida sexual mejora. Parece obvio, y según añade la naturópata norteamericana Natasha Turner, las parejas que duermen desnudas sienten una mayor conexión, pues el contacto piel con piel aumenta la liberación de la oxitocina. Gracias a este químico, el vínculo entre los miembros de la relación se hace más fuerte, resistente y persistente. Lo que hace que al día siguiente nos despertemos de mejor humor y con más apetito sexual. 

Dormir desnudos beneficia nuestra piel. ¿Podríamos decir que rejuvenece? Bueno. Al dormir liberamos la hormona del crecimiento, que es clave para la regeneración celular y, por tanto, actúa como una sustancia anti - edad. Además, si dormimos en ambientes muy cálidos, procesaremos menor cantidad de hormona del crecimiento, provocando un envejecimiento más rápido. Las hormonas anti - envejecimiento y la melatonina, la sustancia que segregamos de forma natural, y que por la noche ayuda al organismo a regular nuestros ciclos del sueño, se liberan mucho más fácilmente si tenemos una adecuada temperatura corporal. 

Dormir desnudo mejora nuestra piel, ya que sólo tendrás que preocuparte de la calidad de tus sábanas. Dormir desnudo favorece la activación de la grasa marrón que permite renovar las células muertas y mantener la piel más tersa y saludable, evita irritaciones y rozaduras innecesarias con prendas sintéticas, cinturas elásticas o costuras y mejora la circulación... 

Dormir desnudos mejora la higiene íntima. Dormir sin ropa interior en cualquier época del año es una buena manera de mejorar la salud vaginal y contribuye a disminuir los riesgos de desarrollar cualquier infección. La vagina es propensa a producir humedad durante la noche, y la ropa interior puede atrapar esa humedad, creando un terreno ideal para las bacterias, como explica el experto Austin Ugwumadu del Hospital St George’s de Londres (Reino Unido) “los hongos vaginales aman los ambientes cerrados y cálidos, así que es recomendable usar ropa suelta o preferiblemente no llevar nada en absoluto”.

Mejoraría la fertilidad en los hombres al mantener los testículos a una temperatura adecuada, no recibir presión de la ropa interior, ni roces con costuras, ni nada... 

Podría llegar a disminuir el riesgo de diabetes, según informa la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos. La probabilidad de padecer diabetes disminuye si dormimos desnudos debido a que dormir en un ambiente más fresco provoca que las personas tengan una mayor estabilidad de los niveles de azúcar en la sangre y una mejor sensibilidad a la insulina.