Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

Los 5 motivos por los que volver al gimnasio en septiembre

Retomar los hábitos, volver a la rutina, ponernos en forma, repercute directamente en el estado de ánimo y la vitalidad durante nuestro día a día en una dura vuelta a la realidad.

gimanios
Luis Eduardo Noriega A. EFE

Septiembre es tiempo de volver a la rutina, y este 2020 a la rutina que podamos. Por eso volver al gimnasio es como un mantra de seguridad para muchas personas. Necesario más allá de ponerse en forma. 

Queremos saber en Deporte y Vida lo que piensan los profesionales, y preguntamos a Rubén Borona, profesional de la Actividad Física y Salud, "el primer motivo sería fundamentalmente la salud y bienestar a nivel físico: el entrenamiento tiene innumerables beneficios a este nivel (reduce niveles de colesterol nocivo, regula la presión arterial, ayuda a controlar el dolor crónico, etc.)

"Por otro lado, a nivel de bienestar psicológico también nos ayuda con la mejora de la autoestima, destacando la liberación de endorfinas que le dan un “push” a nuestro estado de ánimo antes o después de una larga jornada laboral. En este sentido también cabe destacar la reducción del estrés y la ansiedad, haciendo que nos enfoquemos en la actividad física que estamos realizando y desconectemos de nuestras obligaciones diarias", nos cuenta.

"Además, un factor clave de volver al gimnasio es la socialización, es decir, el entrenamiento como “excusa” para ver a amigos o para conocer a gente nueva en entornos afables. Y finalmente, podríamos destacar también una consecuencia importante de volver al gimnasio como es la mejora del sueño, que repercute directamente en el estado de ánimo y la vitalidad durante nuestro día a día".

Entrenador personal o rutina libre

Entrenar bajo la supervisión de un profesional titulado garantiza en la mayoría de los casos una mejora progresiva acorde con los objetivos, realizando un entrenamiento adaptado con la intensidad óptima. Es especialmente recomendable para personas que se inician en el entrenamiento, que se rehabilitan tras una lesión, o personas que tengan algún tipo de patología.

No obstante, personas con cierta experiencia entrenando que en algún momento han sido instruidas correctamente, pueden mantenerse en forma de manera saludable sin necesidad de un entrenador personal.

En Fit Jeff hemos planteado un sistema de clases supervisadas, en las que entra el componente social y de comunidad. De modo que tenemos muchos miembros experimentados que siguen viniendo porque tienen sentimiento de club.

Deporte contra la depresión

Hay estudios que demuestran que realizar actividad física regularmente y, en concreto, entrenamiento de fuerza, influye positivamente en la autoestima y la seguridad de las personas. Incluso en pacientes con depresión, hay suficiente evidencia científica como para tomar el entrenamiento de fuerza como una medida efectiva que ayuda a reducir los síntomas.

Qué hacer ante un nuevo confinamiento

El confinamiento ha demostrado que es factible entrenar regularmente y mantenernos activos sin demasiados recursos materiales. Sin embargo, lo lógica nos dice que no todo el mundo dispone en su casa de un espacio de dimensiones suficientes ni de materiales como para tener una buena progresión a medio plazo y lograr adaptaciones significativas. Por norma general, en los centros deportivos están mejor habilitados, hay más material y por supuesto, hay supervisión por parte de profesionales.

Además, en los centros se genera el sentimiento de club. Algo que según todos nuestros estudios de opinión de clientes era algo que echaban en falta durante el confinamiento y por ello muchos ya han vuelto a los centros.

Otoño: el momento de estar en forma

Cualquier época es buena para iniciarse en la actividad física, pero quizá el otoño y la primavera tienen la ventaja de la temperatura. En verano tal vez el calor excesivo no invita demasiado a realizar deporte (especialmente al aire libre), y en invierno el frío puede echar atrás las intenciones de salir a ponerse en forma.

Sin embargo, hoy en día la mayoría de centros dispone de aire acondicionado, que ameniza la práctica deportiva, por lo que siempre existen opciones y el momento del año en que uno empieza no debería ser diferencial. 

Objetivo: 31 de diciembre

Ponerse objetivos siempre es una buena herramienta de motivación. Pero estos han de ser realistas y continuos. En este sentido, es mucho más recomendable ponerse objetivos alcanzables a corto y medio plazo que conduzcan a la consecución de un gran objetivo a medio o largo plazo, y siempre, a ser posible, aconsejados por un profesional.

Lo que no debes olvidar al entrenar tras el verano

El verano suele ser sinónimo de vacaciones e inactividad física para mucha gente, por lo que en este caso lo importante es asumir que estar, por ejemplo, un mes “parados”, influirá negativamente en nuestro rendimiento y estado físico, por lo que volver al nivel previo requerirá algo de tiempo, constancia y paciencia. Retomar hábitos, en definitiva.