Deporte y Vida

SALUD

Qué enfermedad ha hecho dimitir (por segunda vez) al primer ministro de Japón

Shinzo Abe, de 65 años, ha anunciado su dimisión por las mismas razones de salud que hace trece años motivaron su primera renuncia como primer ministro: la colitis ulcerosa crónica que sufre desde la adolescencia.

shinzo Abe, colitis ulcerosa, enfermedad, japón
POOL REUTERS

"Si se está enfermo y no se está en buena forma física, no se deben tomar decisiones políticas importantes ni dejar de producir resultados”. Con estas palabras Shinzo Abe, primer ministro japonés, confirmaba que deja su puesto al frente del país por un motivo de causa mayor: la colitis ulcerosa crónica que sufre desde la adolescencia.

Se da la circunstancia de que en 2007, Abe ya tuvo que dimitir tras un año en el cargo por el mismo motivo que hoy dice adiós. "Durante ocho años he podido manejar bien mi enfermedad, y he sido capaz de dedicarme por entero a mis obligaciones como primer ministro, pero en política lo más importante es generar resultados y ahora mismo no es posible", aseguraba Abe al hacer pública su decisión dejando un legado difícil de superar: 2.799 días seguidos como primer ministro y el jefe de Gobierno con más tiempo en el poder, uniendo tanto su actual mandato como el anterior.

Pero la colitis ulcerosa que sufre se ha vuelto a cruzar en su camino. “En junio pasado los médicos encontraron señales de que estaba regresando la colitis ulcerosa crónica. Desde el mes pasado mi salud se ha deteriorado, y he perdido mucha fuerza. El nuevo fármaco que me están administrando exige un monitoreo continuo", zanjaba sobre su situación personal.

"Desde el mes pasado mi salud se ha deteriorado y he perdido mucha fuerza"

Shinzo Abe

¿Qué es la colitis ulcerosa?

Según ACCU, la Confederación de Asociaciones de personas Crohn y Colitis Ulcerosa de España, se trata de es una patología inflamatoria crónica, de origen autoinmune, que afecta al colon (intestino grueso) -que incluye el recto y el ano- dañando el revestimiento interno del tejido intestinal. Suele presentarse de manera continua. Comienza siempre en el ano y se extiende más o menos hacia el resto de colon, según cada paciente. Al igual que la enfermedad de Crohn, cursa con etapas de brote (activas) y de remisión (sin actividad inflamatoria).

Sintomas y afecciones asociadas

Los síntomas más frecuentes son:

  • Diarrea con moco y sangre.
  • A veces puede haber estreñimiento
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de peso
  • Anemia
  • Fiebre
  • Malestar general y debilidad

Afecciones asociadas

  • Dolores articulares
  • Piedras en la vesícula
  • Manchas en la piel
  • Inflamación en los ojos

¿Es posible curar la enfermedad?

Al igual que se desconoce la causa de la colitis ulcerosa tampoco existe una cura, aunque sí es posible adoptar tratamientos conservadores, como el farmacológico. Sin embargo, si los síntomas son severos y el paciente no responde a los tratamientos o hay riesgo de complicaciones, el cirujano puede considerar la la opción de colectomía y reconstrucción del tránsito intestinal mediante un reservorio o de extirpar el colon.

La extirpación total del colon y recto (protecolectomía total y la realización de una ostomía) se considera una solución ‘curativa’ de la enfermedad. Sin embargo, y aunque es la mejor alternativa en algunos casos, esta opción se considera de forma individualizada, paciente a paciente, generalmente tras el fracaso del resto de tratamientos.