Deporte y Vida

MEDIO AMBIENTE

La gran amenaza de la desertización: 16 datos para la reflexión

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, y está causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas.

cambio climático, desertización, salud, bosques, onu, día mundial
as.com

Podemos definir la desertificación o desertización como la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, está causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas, y se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, que cubren un tercio de la superficie del planeta, a la sobrexplotación y el uso inadecuado de la tierra.

Cada 17 de junio se celebra el 'Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía' con el fin de concienciar sobre las importancia de gestionar sosteniblemente los bosques, detener e invertir la degradación de las tierras y evitar la pérdida de biodiversidad.

La salud de la humanidad depende de la salud del planeta. Y hoy nuestro planeta está enfermo. La degradación del suelo afecta a unos 3.200 millones de personas y la actividad humana ha transformado el 70 % de las tierras del mundo. Pero podemos corregir esta tendencia y con ello resolver problemas muy diversos, como la migración forzada, el hambre o el cambio climático. Hago un llamamiento a favor de un nuevo pacto por la naturaleza”, explica António Guterres, secretario general de la ONU.

“Actuando con solidaridad a nivel internacional, podemos ampliar la restauración a otras tierras e impulsar soluciones basadas en la naturaleza para promover la acción climática en beneficio de las generaciones futuras”, añade el máximo mandatario de la organización como única receta para “cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y no dejar a nadie atrás”.

16 datos y cifras para la reflexión

  • El 30.7% de la superficie terrestre está cubierta por bosques.
  • Alrededor de 1.600 millones de personas dependen de los bosques para su sustento, incluidos 70 millones de personas indígenas.
  • Los bosques albergan a más del 80% de todas las especies terrestres de animales, plantas e insectos.
  • Aunque un 15% de la tierra se encuentra actualmente bajo protección, la biodiversidad aún está en riesgo
  • Entre 2010 y 2015, el mundo perdió 3,3 millones de hectáreas de áreas forestales. Las mujeres rurales pobres dependen de los recursos comunes y se ven especialmente afectadas por su agotamiento.
  • 2.600 millones de personas dependen directamente de la agricultura, pero el 52% de la tierra utilizada para la agricultura se ve moderada o severamente afectada por la degradación del suelo.
  • La pérdida de tierras cultivables se estima en 30 a 35 veces la tasa históricaDebido a la sequía y la desertificación, se pierden 12 millones de hectáreas cada año (23 hectáreas por minuto). En un año, podrían haberse cultivado 20 millones de toneladas de grano.
  • La degradación persistente de las zonas áridas está provocando además la desertificación de 3600 millones de hectáreas.
  • 74 por ciento de los pobres son directamente afectados por la degradación de la tierra a nivel mundial.
  • De las más de 80,000 especies de árboles, menos del 1 por ciento se han estudiado para su posible uso.
  • Más del 80 por ciento de la dieta humana está compuesta por las plantas. Solo tres cultivos de cereales (arroz, maíz y trigo) proporcionan el 60% de la ingesta energética.
  • Aproximadamente, el 80 por ciento de las personas que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo, dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas para la atención básica de la salud.
  • Hoy en día, más de 2 000 millones de hectáreas de tierras anteriormente productivas se encuentran degradadas.
  • En 2030, la producción de alimentos requerirá otros 300 millones de hectáreas de tierra.
  • Se ha transformado el uso de más del 70% de los ecosistemas naturales. En 2050, la cifra podría alcanzar el 90%.
  • Se prevé que, en 2030, la industria de la moda utilizará un 35% más de terreno, más de 115 millones de hectáreas, el equivalente a la superficie de Colombia.