Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

5 emociones que vamos a encontrar tras el confinamiento

Responsabilidad, miedo, necesidad de grupo… son algunas de las emociones que los expertos están analizando y que muchas personas sienten en diferentes niveles.

psicologia covid19
XAVIER GALIANA AFP

Salir de casa tras el confinamiento no es fácil para muchas personas. En el lado de los irresponsables, lo que les da igual todo, los que no prestan atención a las norma o, incluso, viven la desescalada de manera natural y sin estrés; y, en el otro lado, las personas que padecen ansiedad, nerviosismo por la salida a la calle, por estar con desconocidos o, incluso, por miedo a no saber, la incertidumbre.

Según afirma el psicólogo Andrés Montero Rama, de Norte Psicólogos, “no va a dominar una sola emoción. Va a influir mucho como hemos pasado todo este periodo de confinamiento. Si has perdido familiares, si tu trabajo sigue más o menos igual, si has estado bien en casa… Para los grupos que han vivido algún suceso más triste, es muy diferente a los que simplemente no han podido salir de casa. Y ahí, cada uno va a reaccionar de una forma muy diferente”, nos cuenta a Deporte y Vida.

Las emociones que se van a echar de menos

“A la hora de hablar de emociones, cada uno, va a buscar lo que durante este periodo no ha tenido: si soy muy extrovertido y he estado dos meses en casa solo con mi pareja, o mi familia, ese sentimiento de soledad cuando empiece a incorporarme a la vida norma, la principal necesidad psicológica será cubrir relacionarme con algunas personas”, explica.

“Si, sin embargo, soy muy autónomo, muy individualista, lo que buscaré serán actividades, que a lo mejor son muy mías, y que no he podido hacerlas, y ahora las haré. Viajar en soledad, ir al cine, caminar simplemente por la ciudad, hacer fotografías…”

“Una tercera necesidad podría ser la pertenencia a un grupo, algo más social. Tanto durante el confinamiento, como con el tema de los aplausos, por ejemplo, como en el post confinamiento, con las manifestaciones, las ganas de salir, estar con unos amigos, con otros… es algo que mucha gente necesita, ha echado de menos, o simplemente necesita estar con gente como necesidad”.

“También es súper importante, a nivel de aprendizaje. Hemos estado sin actividades culturales, sin cine, teatro, sin clases, sin conferencias… también habrá un grupo de gente que buscará esas actividades aunque ha habido mucha gente que se ha desarrollado en casa siguiendo cursos, charlas, conferencias… “

“La necesidad de seguridad o de control es algo a tener en cuenta de una manera especial. Para "mucha gente es fundamental controlar todas las facetas de su vida, y dado que todavía no hay seguridad, puede haber frustración. Habrá una dualidad entre los responsables, que se llevarán las manos a la cabeza, y los que son más irresponsables, que les dará igual”, destaca.

“Las emociones van a estar muy encaminadas a saber si las personas las pueden llevar a cabo, o no. Influye mucho los grupos de edad, donde vivimos, la situación personal, las expectativas también… Más que una emoción generalizada, lo que se va a ver es cubrir necesidades individuales, y el problema será saber si las puede llevar a cabo o no”.