Deporte y Vida

FITNESS

Keanu Reeves: un portento esculpido a base de miles de repeticiones en el gimnasio

El actor, que siempre han mantenido un perfil bajo lejos de la gran pantalla, vive quizá su mejor momento cinematográfico gracias a John Wick y volverá a encarnar a Neo en la cuarta entrega de Matrix.

keanu reeves, fitness, matrix, john wick, entrenamiento, artes marciales
Lionsgate

Keanu Reeves no es ningún recién llegado. Pero sí está disfrutando de una segunda juventud a sus 55 primaveras. Su carrera comenzó en la década de 1980, pero no fue hasta la siguiente cuando su rostro comenzó a popularizarse. My Own Private Idaho (1991), Drácula de Bram Stoker (1992), Speed (1991) o Pactar con el Diablo (1997) son algunas cintas que le situaron como actor de éxito definitivamente.

Y llegó el universo Matrix (1999). La creación de los hermanos Wachowski (ahora hermanas) le confirió el estatus de estrella de Hollywood sin ningún género de dudas, aunque lo cierto es que a pesar de haber tenido una prolífica trayectoria y haber rodado numerosas películas después de interpretar a Neo, su carrera se diluyó un tanto y comenzó una travesía en el desierto que duró varios años con papeles que no quedarán para el recuerdo.

Pero entonces llegó John Wick, un personaje excesivo que le volvió a situar en el mapa y que ha relanzado su carrera tras protagonizar otra exitosa trilogía (2014, 2017 y 2019) que tendrá una cuarta entrega propablemente en 2022. Al igual que Matrix, aunque en esta ocasión no habrá que esperar tanto ya que su estreno está previsto para el año que viene.

6 cosas que quizá no sabías de Keanu Reeves

  • Nació en Beirut (Líbano) aunque tiene nacionaliadad canadiense.
  • Fue integrante de la bandas Dogstar y Becky, en ambas tocaba el bajo.
  • En 1983 protagonizó un anuncio para Coca-Cola haciendo las veces de ciclista.
  • Reeves es copropietario de Arch Motorcycle Company, que fabrica y vende motocicletas personalizadas.
  • En 2013 estrenó 'Man of Tai Chi', una cita de artes marciales, que supuso su debut, y única incursión, como director.
  • Su pareja es Alexandra Grant (47), una artista con la que lleva saliendo algo más de dos años.

Si algo destaca de la carrera de Keanu Reeves es que se ha convertido en un héroe de acción nada convencional que ha basado su éxito en un profundo conocimiento de las artes marciales y en una preparación física alejada de los cánones actuales. De hecho, poco o muy poco diferencia a Neo de John Wick a pesar de que más de dos lustros separan un personaje de otro.

Quizá el momento álgido en cuanto a su preparación lo alcanzó con la última entrega del asesino que no puede escapar de su pasado ya que el canadiense se entrenó a conciencia. Quienes le conocen aseguran que se entrena como si de un doble de acción se tratase: no solo interpreta un papel, trata de dominar todas las habilidades que se le presuponen al personaje. Y lo hace a base de repeticiones. Miles.

Para John Wick 3: Parabellum, Keanu Reeves entrenó durante 5 meses en sesiones diarias de varias horas para dominar absolutamente todo, incluido un excelso manejo de armas de fuego. En lo que a las artes marciales se refiere, el canadiense se puso a trabajar bajo las órdenes de Rigan Machado, leyenda viva en el mundo del jiu-jitsu brasileño, un arte marcial de origen japonés, con el objetivo de preparar las incontables coreografías de acción que salpican el metraje de la película y que tuvo que ensayar una y otra vez de manera obsesiva.

Pero para combinar esas acrobacias y continuos cambios entre armas y estilos de lucha, Reeves necesitaba estar en las mejores condiciones físicas posibles. Más si tenemos en cuenta que el actor ha sufrido varias lesiones a lo largo de su vida y ya tenía una edad.

"Interpretar ese papel [John Wick] es muy duro para su cuerpo por lo que el entrenamineto se basó en desarrollar resistencia muscular sin sobrecargarlo. Se trataba de crear un entorno seguro de entrenamiento a base de ejercicios funcionales y de resistencia de bajo riesgo con impacto limitado. Los golpes ya se los lleva rodando las escenas de acción", explica Patrick Murphy en Men's Health, un reputado entrenador personal con amplia experiencia.

"No levantaba pesas a lo loco, hacía que su cuerpo se moviera, obteniendo resistencia muscular y estabilidad. El objetivo era que dejara el gimnasio exhausto pero sin que su cuerpo sufriera”, añade el experto que programó sesiones con un alto volumen de ejercicios y descanso limitado para lograr que Keanu Reeves además de ser un héroe de acción lo pareciera. El programa requería una rutina de alto volumen con ejercicios de bajo impacto y descanso limitado. "Después de una hora y media y cinco o seis series del circuito propuesto, Keanu Reeves realizaba unas mil repeticiones por entrenamiento”, concluye Murphy, que seguirá teniendo mucho trabajo en el futuro.