Deporte y Vida

CORONAVIRUS

Por qué en cuarentena queremos estar solos, pese a estar en familia

Los momentos de soledad han disminuido, por eso es normal querer estar a ratos en soledad en casa, incluso si compartes la cuarentena con tu familia o con amigos.

cuarentena
as.com

La cuarentena no es fácil. Si estabas muy acostumbrado a estar fuera de casa, será especialmente raro estar tanto tiempo encerrado. Es algo normal, no es que no te caiga bien tu familia, pareja o compañeros de piso, aunque eso también puede ser, claro. 

Pero querer buscar espacios de soledad con tu familia en esta cuarentena es algo normal, y lógico. Puede ser que durante días ni lo pienses, y que llegue un día que pidas un tiempo muerto, aunque sea de una hora, para estar solo en una habitación. Será más que saludable para tu salud mental, para tu bienestar. Para ti, y los que te rodean, no lo olvides. 

"Es positivo tener unos espacios propios pese a no poder salir a la calle. A veces nos olvidamos, que pese a tener hijos, o vivir con mucha gente siempre hay espacios de soledad, cuando conducimos o vamos al trabajo, en muchos de nuestros trabajos incluso, o en un sinfín de tareas de las que estamos acostumbrados a hacer, y no habíamos sido conscientes de que estábamos mucho tiempo solos. Tratar de mantener un equilibrio en casa aunque ahora se vaya a pasar la mayor parte del tiempo con nuestra pareja, hijos o compañeros de piso también es algo a lo que estar atento", nos cuenta el psicólogo Andrés Montero Rama, de Norte Psicólogos.

5 reglas a seguir para disfrutar de la soledad en casa

  • Muchos de nosotros recargamos energía estando solos, los estímulos constantes de terceros, las redes sociales, la televisión, las video llamadas telefónicas, tratar de hacer el resto feliz, va a permitir que un tiempo en solitario te recargues, nos cuenta a Deporte y Vida el psicólogo.
  • Reflexionar detenidamente sobre lo que está pasando sin agentes externos, crearte una propia perspectiva única de lo que está ocurriendo y de los nuevos paradigmas que se van a crear, podría ser una tarea para hacer en soledad.
  • Conectarte más con tus emociones y, por consiguiente, trabajar en regularlas, distanciarse de ciertas situaciones que nos están generando emociones y ver qué nos quieren decir, recuerda el experto.
  • Tener un pequeño espacio o momento del día; donde podrás hacer actividades que requieran más concentración como leer o escribir. "Van a ser mucho más productivas. Tener libertad para lo que se quiera hacer, intentar complacerse totalmente y no pensar en esos momentos como complacer a los demás". Un rato al día, o un rato a la semana, puede ser muy beneficioso.
  • "Valorar más a aquellos que te rodean teniendo momentos de soledad y generar recursos para prevenir cierta dependencia emocional. También durante estas semanas podemos valorar a aquellas personas que en el día a día son importantes para nosotros y aceptar el echarlas de menos, así como, al poner distanciamiento nos va a ser más fácil identificar si existen personas que nos están resultando tóxicas en nuestras relaciones", resalta Montero.