Deporte y Vida

CORONAVIRUS

¿Puedo tomar ibuprofeno en plena crisis del Coronavirus?

El Ministro de Sanidad de Francia difunde que es malo combatir el Coronavirus con ibuprofeno y la realidad es que ningún estudio público respalda dicha afirmación.

Olivier Véran, Ministro de Salud de Francia
PASCAL ROSSIGNOL REUTERS

La pandemia del coronavirus se sigue expandiendo por todo el mundo y Francia no se ha librado de ello. El país galo es, tras Italia, España y Alemania, el cuarto país europeo con mayor número de afectados por el Covid-19, con una cifra que ronda los 4.500 afectados (consulta el mapa interactivo en directo). Ante tal situación, el país vecino ya ha tomado algunas medidas como el cierre de lugares públicos no esenciales, misma situación que se da en España.

Sin embargo, a través de su cuenta de Twitter, el Ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, recomendaba que, en caso de tener síntomas como fiebre, no se tomase ibuprofeno: "En caso de fiebre tome paracetamol. Tomar antiinflamatorios como ibuprofeno o cortisona podría ser un factor agravante de la infección. Si ya está tomando medicamentos antiinflamatorios o tiene dudas, consulte a su médico".

Pero dicha afirmación no tiene ningún estudio científico que la soporte o pruebe. En la mañana de hoy circuló el bulo como una información supuestamente proveniente de la Universidad de Viena, pero esta lo ha desmentido, es falsa. Además, también circula el bulo de que en el Hospital de Toulouse se han ingresado a 4 pacientes jóvenes graves que habían tomando antiinflamatorios como el ibuprofeno. Una información que ha sido desmentida por el propio hospital, también es falsa.

La afirmación de Olivier Véran, Ministro de Sanidad en Francia, no se sustenta en ningún estudio científico público. Y él, al difundirla, tampoco señala ninguno privado. El tuit continúa publicado.

El señalado fármaco pertenece a la familia de los antiinflamatorios no esteroideos, conocidos también como AINE. Como se señala en la web del laboratorio Kern Pharma, los AINES tienen una mejor tolerabilidad pero un exceso o mal consumo puede tener efector secundarios como deterioros en el riñón o aumento de la presión arterial.