Deporte y Vida

CORONAVIRUS

Sevilla suspende su Semana Santa por el coronavirus

Málaga, Córdoba, Murcia, Cartagena, Lorca Alicante, Cuenca, Zamora y Valladolid, se suman y tampoco celebrarán la Semana Santa. El impacto económico es de alrededor 400 millones

Sevilla suspende su Semana Santa por el coronavirus

Sevilla suspende su internacionalmente conocida Semana Santa, que debía comenzar con el domingo de Ramos el 5 de abril. Dolor para las decenas de miles de fervorosos cofrades de la capital hispalense pero mucho más para sus hosteleros, pues el impacto económico previsto es de unos 400 millones de euros.

Desde hacía 87 años, en 1933, no ocurría algo igual. El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez, mantuvieron este sábado por la mañana una reunión en el Ayuntamiento para analizar las decisiones tomadas por el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, entre ellas el estado de Alarma decretado durante los próximos 15 días por la pandemia del coronavirus. Y tomaron la decisión, tras la que el consistorio envió este comunicado:

"La práctica paralización de la actividad las próximas dos semanas, la posibilidad de tener que prorrogar esta situación por más tiempo, así como la evidencia de que volver a recuperar la normalidad deberá llevar su tiempo y, por tanto, la presunción razonable de que las medidas sanitarias de prevención que se están adoptando tendrán vigencia por un periodo de tiempo más amplio, han llevado a las tres instituciones, a requerimiento del alcalde de la ciudad, a tomar una decisión para acabar con la incertidumbre sobre la viabilidad de celebrar los desfiles procesionales de la Semana Santa 2020.

En coherencia, por tanto, con la información que facilita la autoridad sanitaria a las Administraciones competentes, que ha ido gradualmente agravándose, para la toma de medidas limitativas de la concentración de personas en espacios públicos, o de los desplazamientos en el territorio nacional o procedentes de otros países, consideramos que hay motivos de salud pública suficientemente justificados para suspender los desfiles procesionales en la vía pública de las hermandades y cofradías de Sevilla en la Semana Santa 2020 y que además es nuestra obligación y la de todos los ciudadanos cooperar en la consecución de los objetivos que se plantea nuestro país en esta cuestión en la actual coyuntura.

El Ayuntamiento, entiende además que este es el sentir de la autoridad religiosa que, a través de la Conferencia Episcopal, manifestaba en el día de ayer su voluntad de suprimir procesiones para contener la propagación del coronavirus, evitar concentración de personas y tomar las medidas necesarias. Asimismo, en los últimos días y en consonancia con el crecimiento de los casos de afectados en todo el territorio y el llamamiento de las autoridades a la disciplina social más estricta para conseguir frenar esta evolución, constatamos el consenso social y la práctica unanimidad de convencimiento y compresión de la sociedad sevillana ante la necesidad de tomar una medida tan dolorosa como justificada como la de suspender los desfiles procesionales de la Semana Santa 2020.

Desde el gobierno municipal se manifiesta el pesar por las consecuencias de carácter religioso, emocional y económico que para muchas personas tiene esta situación, pero entendiendo que es la salud pública y el interés general lo que está en juego, se toma por tanto la decisión de forma colegiada y corresponsable de suspender los desfiles procesionales en la vía pública en la próxima Semana Santa en Sevilla y procedemos a comunicar la decisión a las Administraciones competentes, así como a las hermandades y cofradías y al pueblo de Sevilla a los efectos oportunos".

Después del anunció de la cancelación de la Semana Santa en Sevilla, otras ciudades se han sumando a esta medida para impedir que los contagios de Coronavirus aumenten en las aglomeraciones en las procesiones y misas de esos días. Málaga, Córdoba, Murcia, Lorca, Cartagena, Alicante, Cuenca, Zamora y Valladolid son las ciudades que también han anulado sus procesiones. Se espera que a lo largo de los próximos días se unan más ciudades para poder combatir lo antes posible esta crisis sanitaria. 

Esta medida seguirá afectando a la economía de dichas ciudades, en concreto quien más lo notará será Málaga, ya que el año pasado fue la segunda ciudad de España que más ingresos tuvo durante esos días, ya que muchos turistas acuden a la ciudad andaluza en la Semana Santa.