Deporte y Vida

SALUD

Los peligros para los dientes que se esconden en la nueva gastronomía

La espirulina y el carbón amenazan las bocas de quienes descubren nuevos sabores si no adoptan las medidas adecuadas mientras que el aguacate vuelve a triunfar.

Tarta de chocolate para postre.
Jakub Kapusnak Foodiesfeed

El mundo gastronómico es hoy en día un desafío para los cocineros. Inventar nuevas recetas, alcanzar sabores desconocidos o combinar como nadie antes se ha convertido en la razón de ser numerosos restaurantes. Al mismo tiempo, estas propuestas sorprendentes han colocado a los comensales ante retos inesperados para sus dientes.

Una de las innovaciones más peculiares de los últimos tiempos es la pizza negra elaborada con carbón activado. Al hilo de su aparición también han surgido vendedores de milagros como su supuesto efecto blanqueador para los dientes. Curiosamente, han conseguido convencer a algunos incrédulos de que esto podría funcionar cuando la realidad es bien diferente. “El carbón activo es muy abrasivo para los dientes y encías, por lo que su uso continuado (ya sea en forma de pasta de dientes o polvos) genera problemas de sensibilidad y desgaste”, alerta el doctor Jorge Ferrús, especialista en Periodoncia.

Otro de los inconvenientes es cuando el ojo trata de engañar al paladar. Es muy habitual entre los chefs innovadores de la cocina presentar alimentos con apariencia salada con gusto dulce o al revés. Juegan con los prejuicios del cerebro para destapar la novedad. El problema es cuando no se atiende a la razón. Por ejemplo, cuando la base del alimento es el helado y se olvidan sus efectos secundarios. Es el turno de un truco de especialista. “Los helados contienen una alta cantidad de azúcar, principal causante de las caries dentales. Hay que evitar que pase demasiado tiempo hasta que nos lavemos los dientes, pero si no es posible, resulta muy útil enjuagarse la boca con agua o masticar chicles con xilitol. Así, se genera una mayor salivación, lo que equilibra el pH de la boca, y ayuda a diluir los ácidos causantes de las caries” , señala el doctor.

Ver esta publicación en Instagram

así hasta 150 #Frikoño #VermúHelado #obradorgrate #heladeriadellasera #perritocalientehelado

Una publicación compartida de ferlado (@ferlado) el

Pero no todo lo nuevo es una amenaza. Que la mente no esté preparada para lo que va a llegar no significa que sea un mal ingrediente. Por ejemplo, el empleo de la espirulina es bien recibido por los especialistas. Se trata de un alga de color azul verdoso que salpica algunos platos de vanguardia. “Este ingrediente resulta especialmente beneficioso para la dentadura debido a su alto valor nutritivo y a que tiene una importante concentración de minerales, vitaminas y proteínas”, defiende Ferrús, cofundador de la clínica dental Ferrus & Bratos.

Eso sí, hay que tener cuidado con la recién llegada a las mesas y a los 'stories' más aplaudidos de Instagram. Hay que comer espirulina con moderación si no se quiere perder el color de los dientes. “Es importante tener en cuenta que no se debe abusar o consumir con demasiada frecuencia la espirulina durante determinados tratamientos de estética dental, como el blanqueamiento. La ingesta de alimentos con una alta coloración puede afectar el resultado final y provocar que el resultado no sea tan óptimo como el esperado”, avisa el especialista.

Ver esta publicación en Instagram

It’s a bluetiful day 😃#lillecafe #elmedano #coffeelovers #bluespirulina #espirulina #vegan #veganlatte #tenerifelicidad #lillecafeelmadano

Una publicación compartida de Lille Cafe (@lillecafeelmedano) el

Consejos de los especialistas

En lo que coinciden los odontólogos es en que una dieta variada y saludable mejorará salud y boca. Así, las verduras, legumbres y frutas deben estar por delante de la bollería industrial, los platos precocinados o los refrescos carbonatados. Y siempre observar los niveles de azúcar, componentes que también se encuentran en la dieta vegana.

¿Qué aconsejan los especialistas entre las nuevas tendencias? Hay un elemento estrella que, curiosamente, puede ayudar también en tratamientos dolorosos o complicados como los brackets. “Nada más colocar los brackets -ya sean metálicos u otros más estéticos, como los de zafiro o los linguales-, es probable que notes una sensación de dolor y presión en la dentadura. Para estos casos, conviene llevar una dieta basada en alimentos ligeros y que no requieran esfuerzo al masticarlos”, explica Ferrús antes de señalar al alimento más deseado en la nueva gastronomía saludable: al aguacate.