Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Los cereales son beneficiosos para los bebés

Los seres humanos comen más y más variado, asimilan mejor los nutrientes y tienen una dieta más saludable si ingieren alimentos integrales en sus primeras fases de desarrollo

Un padre duerme con su bebé.

Las primeras fases de vida de un bebé pueden ser un quebradero de cabeza para los padres. ¿Come suficiente? ¿Qué sería más recomendable? ¿Qué dieta hay que darle según cada fase de su vida? En este mar de dudas surgen en ocasiones las cuestiones sobre si es bueno incorporar alimentos que en teoría están destinados a los adultos pero que no suelen estar asociados con los niños pequeños. Un equipo de investigadores de Estados Unidos ha analizado los resultados recopilados por la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (2001-2016) y ha descubierto los beneficios de los cereales para los bebés.

Según un estudio publicado en la revista Nutrients, los pequeños que ingerían estos alimentos en su dieta conectaban con una régimen de comidas más saludable, generoso y mejor asimilado por su organismo. Los autores defienden que aunque los cereales añaden azúcar y sodio a las dietas de los niños, ciertos alimentos con su base contribuyen con una densidad de nutrientes de alto valor que supera las contribuciones calóricas.

La lista de mejoras es extensa. Los bebés de 6 a 12 meses que habían comido cereales integrales y enriquecidos (refinados con nutrientes añadiso) habían incoporado fibra, calcio, ácido fólico, potasio, magnesio, zinc, fósforo, colina, tiamina, riboflavina y vitamina B6 de un manera significativamente más alta que el resto. Los niños de 13 a 23 meses en la misma situación también incorporaban hierro, vitamina A y vitamina B6 a estos beneficios respecto a los no consumidores. La ingesta de granos también se relacionó con una mayor ingesta diaria de varios grupos de alimentos recomendados tanto en lactantes pequeños como mayores, en comparación con el no consumo de cereales. El informe revela que además de consumir cereales integrales y no integrales, los lactantes comían más frutas, verduras, carne, aves, mariscos, nueces y semillas.

Recomendaciones y advertencias

El análisis, financiado por una asociación que promueve las bondades de los cereales, asegura que las evidencias apoyan la inclusión de alimentos de granos en los patrones dietéticos infantiles. "Además, eliminar o reducir los alimentos de granos en las dietas de los bebés estadounidenses de 6 a 23 meses de edad puede tener consecuencias involuntarias de nutrientes, grupos de alimentos y calidad de la dieta en el futuro. Mientras se mantienen dentro de las necesidades y recomendaciones calóricas, y son sensibles a la ingesta de azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio, se alienta a los cuidadores a seleccionar alimentos integrales y enriquecidosque contribuyan con su densidad de nutrientes", sugiere el informe.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recuerda en sus recomendaciones infantiles que "los cereales integrales con cáscara aportan fibra que ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo y previenen el estreñimiento". "Para tener energía y realizar todas tus actividades come 5 a 6 porciones de alimentos de este grupo durante el día", señala esta organización en su instrucciones destinadas al público más joven. Las recomendaciones nutricionales de los expertos de la Comunidad de Madrid también recomiendan la progresiva incoporación de cereales junto a verduras y frutas como complemento a llas comidas durante las primeras fases del desarrollo.

"Este estudio es el primero en examinar los patrones de consumo de cereales entre los bebés estadounidenses y claramente proporciona evidencia de lo que las organizaciones, incluida la Academia Estadounidense de Pediatría, han estado sugiriendo durante décadas: los cereales apoyan la columna vertebral de una dieta infantil saludable", reclama Yanni Papanikolaou, autor principal del estudio y miembro de Nutritional Strategies. "La conclusión clave de este estudio es que los padres, cuidadores y quienes les brindan orientación nutricional necesitan conocer los muchos beneficios de incluir y los muchos riesgos de excluir los cereales en las dietas de los bebés", recomienda.