Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Las emociones ayudan a los niños a aprender más en el colegio

Los alumnos de primaria que se sienten más cómodos y felices en los centros educativos se comprometen más con el aprendizaje, según un estudio ruso.

Dos niñas se aplican para estudiar con emoción.
Kilmkin Pixabay

¿Qué hace que los niños se comprometan a aprender? ¿Lo felices que están en la escuela? ¿Lo que aprenden? ¿Su comportamiento en la escuela? Un estudio ruso ha indagado en las motivaciones de más de 500 alumnos de primaria y su conclusión es que el factor emocional es lo que hará que se interese por el estudio y la tasa de abandonos escolares se reduzca.

Los investigadores usaron varios test psicológicos traducidos del inglés para adaptarlos a varias escuelas rusas y a partir de los datos llegar a una conclusión. Para los expertos de la Universidad HSE con sede Moscú, el compromiso de los muchachos se puede evaluar en tres componentes: conductual, emocional y cognitivo. El componente de comportamiento se relaciona con la actividad del niño, la participación en eventos escolares y la disposición a seguir las reglas de la escuela; el componente emocional evalúa el sentimiento de comodidad, el sentido de pertenencia e interés en la escuela; el componente cognitivo evalúa la disposición del niño a adquirir conocimiento y su capacidad de autocontrol.

Los jóvenes, de entre 6 y 12 años, respondieron a varias preguntas para que los psicólogos pudieran extraer conclusiones sobre sus motivaciones. Los resultados, publicados en PLOS | ONE, muestran que el componente emocional tiene la mayor consistencia interna y el componente conductual tiene la más baja sin importar el género o la edad.

"Si consideramos que la escuela es un lugar donde constantemente 'trabajamos', resolvemos problemas continuamente y pensamos, puede parecer que la participación cognitiva sería el factor más importante para el rendimiento y la preparación de un estudiante para hacer el esfuerzo. Pero esto no es cierto. El componente emocional hace una contribución mayor ", argumentó Marie Arsalidou, una de las autoras del estudio, sobre los resultados. "Los niños necesitan sentirse felices y cómodos en la escuela. Y esto tiene sentido: cuando estás en un lugar donde eres feliz, estás listo para trabajar más", aclaró la supervisora de la Universidad Nacional Research Higher School of Economics.

La felicidad del niño, en el centro

El descubrimiento entronca con algunos métodos educativos que han tratado de situar el factor emocional como el principal. Por ejemplo, la escuela de Summerhill (implantada desde la década de los años 20 del siglo XX en Reino Unido) propugna la felicidad como máxima aspiración de la educación. Alexander Sutherland Neill, ideólogo de esta manera de enseñar en educación primaria y secundaria, encabezó las llamadas 'escuelas libres' en las que la libertad y la felicidad son los impulsores del aprendizaje del niño. Para el formador, el colegio es el lugar que debe curar la infelicidad del niño. Según estas escuelas, el interés y la comodidad de un niño en la escuela es particularmente importante a la hora de intentar aprender.

"Teóricamente, nuestros datos concuerdan con la noción de que el compromiso emocional de los niños en las escuelas sienta las bases para aprender, participar y tener éxito en las actividades escolares", aseguraron los psicólogos rusos. Para los expertos, la participación es la base del éxito y del compromiso, así que es la principal clave para aprender. Ayudaría al bienestar del niño en el centro educativo, su interés y predisposición para participar en las tareas de aprendizaje.

Con el apoyo de la Fundación Científica Rusa, los psicólogos quieren que este informe sirva para prevenir la disminución del rendimiento académico o el abandono escolar. Los investigadores de la HSE ofrecen su cuestionario para medir en las escuelas rusas hasta qué punto están involucrados los alumnos en el proceso de estudio y el nivel de comodidad e interés de los estudiantes en clase.