Deporte y Vida

ESTILO DE VIDA

Harvard confirma los 5 hábitos que permiten vivir más años sin enfermedades crónicas

Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard (EEUU) confirma la necesidad de mantener un estilo del estilo de vida saludable para prevenir diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

peso, ejercicio físico, dieta, fumar beber, salud, enfermedades crónicas, harvard

Mantener cinco hábitos saludables (adherirse a una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso corporal saludable, no beber demasiado alcohol y no fumar) a la mediana edad puede aumentar los años de vida libre de diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cáncer según las conclusiones de una nueva investigación a cargo de expertos de la Universidad de Harvard (EEUU).

Los resultados del trabajo, que ha sido publicado 'The British Medical Journal' y que incluyó datos de 73.196 enfermeras registradas en el Estudio de Salud de Enfermeras de Estados Unidos y 38.366 profesionales de la salud masculinos del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud correspondientes a un período de 34 años, concluye que el número de años adicionales libres de enfermedad sería de alrededor de 7,6 para los hombres y 10 para las mujeres, en comparación con los participantes sin factores de estilo de vida de bajo riesgo.

"Estudios anteriores han encontrado que seguir un estilo de vida saludable mejora la esperanza de vida en general y reduce el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, pero pocos estudios han analizado los efectos de los factores de estilo de vida en la esperanza de vida libre de tales enfermedades", explica Yanping Li, primer investigador y científico del Departamento de Nutrición de la Escuela de Medicina de Harvard. "Este estudio proporciona una fuerte evidencia de que seguir un estilo de vida saludable puede extender sustancialmente los años que una persona vive libre de enfermedades", añade.

Hábitos saludables y esperanza de vida

Y es ahí donde efectivamente radica la novedad ya que adherirse a una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente (al menos 30 minutos al día), mantener un peso corporal saludable, no beber demasiado alcohol y no fumar no dejan de ser factores ampliamente aceptados como reductores del riesgo de sufrir determinadas enfermedades, pero no es menos cierto que quizá no se habían cuantificado sus beneficios en relación con la esperanza de vida hasta la fecha.

Principales conclusiones del estudio de Harvard

Después de ajustar por edad, origen étnico, historial médico familiar y otros factores potencialmente influyentes, los investigadores extrañeron las siguientes conclusiones:

  • La esperanza de vida libre de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes a los 50 años fue de 24 años para las mujeres que no adoptaron factores de estilo de vida de bajo riesgo, y 34 años para las mujeres que adoptó cuatro o cinco factores de bajo riesgo.
  • La esperanza de vida libre de cualquiera de estas enfermedades crónicas fue de 24 años entre los hombres que no adoptaron factores de estilo de vida de bajo riesgo y 31 años en los hombres que adoptaron cuatro o cinco factores de estilo de vida de bajo riesgo.
  • Las mujeres con cuatro o cinco factores de estilo de vida de bajo riesgo tenían 10,6 años más de esperanza de vida libre de las principales enfermedades crónicas que las mujeres con cero factores de estilo de vida de bajo riesgo.
  • Mientras que los hombres obtuvieron 7,6 años más de esperanza de vida libre de enfermedades crónicas mayores que aquellas con cero factores de estilo de vida de bajo riesgo.
  • Los hombres que fumaban mucho (15 o más cigarrillos al día) u hombres y mujeres obesos (índice de masa corporal de 30 o más) tenían la menor proporción (75% o menos) de esperanza de vida libre de enfermedad a los 50 años.

Los investigadores de la prestigiosa institución universitaria inciden en el hecho de que se trata de un trabajo observacional, por lo que no se puede establecer la causa, pero los datos recabados por los científicos cubrieron a un gran número de personas con una evaluación detallada y repetida de los factores del estilo de vida durante un largo período de seguimiento por lo que tampoco hay que desmerecer las conclusiones.