Deporte y Vida

SALUD

Un aceite de oliva enriquecido en ácido oleánico ayuda a prevenir la diabetes

El nuevo tipo de aceite ha sido desarrollado por el Grupo de Compuestos Bioactivos, Nutrición y Salud del Instituto de la Grasa (IG) perteneciente al CSIC y ha demostrado su eficacia en un ensayo clínico.

aceite de oliva, salud, nutrición, diabetes, dieta
as.com

Un aceite de oliva enriquecido en ácido oleánico se ha mostrado muy útil en la prevención de la diabetes tipo 2. El nuevo aceite ha sido desarrollado por el Grupo de Compuestos Bioactivos, Nutrición y Salud del Instituto de la Grasa (IG), centro perteneneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y ha demostrado su utilidad como alimento funcional según las conclusiones del Estudio Prediabole.

El ácido oleanólico es un componente natural del aceite de oliva y de muchos alimentos vegetales (piel de la uva, tomate, manzana…), presente en gran cantidad en la hoja del olivo y en la cutícula de la aceituna. Sin embargo, sólo una pequeña fracción de este ácido de la aceituna pasa al aceite de oliva durante su elaboración.

Los resultados del trabajo, publicado en la revista 'Diabetes, Obesity and Metabolism', son consecuencia de estudio clínico pionero, aleatorizado, doble ciego y controlado, desarrollado entre los años 2010 y 2018. En el ensayo han participado 176 individuos prediabéticos (glucemia basal alterada y tolerancia alterada a la glucosa) de ambos sexos y de edades comprendidas entre 30 y 80 años.

Un 55% menos de riesgo

La intervención dietética consistió en la ingesta diaria, durante 30 meses, de 55 mililitros del aceite de oliva funcional enriquecido en ácido oleanólico, libremente distribuido entre las tres comidas principales. El resultado obtenido fue una reducción del riesgo relativo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 55 por ciento, en comparación con la ingesta del mismo aceite de oliva comercial sin enriquecer.

Estos resultados avalan la utilización del ácido oleanólico, junto a modificaciones del estilo de vida, para ayudar a prevenir la diabetes tipo 2. En el ensayo, el ácido oleanólico se administraba disuelto en aceite de oliva comercial, medio en el que consigue alcanzar su mayor biodisponibilidad”, explica José Manuel Santos, autor senior del trabajo y miembro del CIBEROBN.

“Este nuevo alimento funcional incorpora concentraciones terapéuticas de ácido oleanólico natural, obtenido con muy alta pureza a partir de la hoja de olivo, a través de un procedimiento también patentado en 2001. Además de eficaz, la ingesta diaria de este nuevo alimento ha demostrado ser segura", conlcuye por su parte José María Castellano Orozco, investigador del IG.