Deporte y Vida

DOPAJE

Molly, el arma secreta de la agencia sueca antidopaje

Molly, una hembra de 5 años de la raza springer spaniel, se ha convertido en pionera al estar considerada como el primer perro del mundo dedicado a la lucha contra el dopaje.

dopaje, perros, molly, sustancias dopantes, salud, rendimiento deportivo
reuters

Si uno se dispone a enumerar las cualidades de los perros puede que le lleve un buen rato. Más allá de sus infinitas cualidades como animal de compañía gracias a una inquebrantabel lealtad, los canes han demostrado ser de enorme utilidad por hacernos la vida más sencilla en diferentes situaciones y circunstancias.

Sus dotes inigualables para el trabajo les ha convertido históricamente en indsipensables para compeltar determinadas labores de la vida rural, pero se han mostrado igualmente eficaces en el rescate de personas, como lazarillos y como protagonistas de terapias de diversa índole dirigidas a niños, ancianos o personas que sufren algún tipo de discapacidad o trastorno.

Pero además, gracias a su privilegiado olfato son capaces de detectar enfermedades como determinados tipos de cáncer, infecciones como la malaria e incluso las oscilaciones de los niveles de azúcar en sangre. Y por supuesto han demostrado su valía en la detección de sustancias prohibidas como drogas o estupefacientes.

El primer perro antidopaje

Y es aquí donde Molly, una hembra de 5 años de la raza springer spaniel, se ha convertido en pionera al estar considerada como el primer perro del mundo dedicado a la lucha contra el dopaje. Cualquier medio es bueno para desenmascarar a los tramposos enel deporte y es justo lo que debió pensar la agencia antidopaje sueca (Svensk Anti-Doping) cuando decidió aumentar sus recursos con la presencia este can entrenado por Michael Sjöö, oficial de la institución.

"Molly es un perro de búsqueda, por lo que se ha entrenado exactamente igual que un perro empleado en audanas o aeropuertos para la detección de drogas. Aunque su especialidad son las sustancias antidopaje”, explica Sjöö.

Molly, nacida en Irlanda del Norte, recibió un entrenamineto intensivo durante seis meses y se ha convertido en un recurso muy valioso para las autoridades suecas ya que no ha sido adiestrada para detectar todo tipo de sustancias potenciadoras del rendimiento y es muy habitual verla trabajar en competiciones de diversa índole como natación, ciclismo, hockey, powerlifting o atletismo.

"Puede detectar varias sustancias, como esteroides o testosterona, entre otras muchas. Y además en diferentes tipos de formato como polvo, tabletas e incluso ampollas con líquido. De hecho nos ha ayudado a indetificar a sospechosos que más tarde han dado positivo en los análisis de orina o de sangre", añade su entrenador.

Molly es el primer perro antidopaje del mundo, pero su ejemplo está calando y son varias las agencias de otros países que ya se han interesado en el caso sueco. "Ya sé que diferentes organizaciones antidopaje también están iexplorando la posibilidad de utilizar perros en la lucha con el dopaje. Hasta la fecha examinábamos a los atletas a través de la orina y la sangre, pero necesitamos nuevas herramientas. Y Molly lo es", concluye Sjöö.