Deporte y Vida

SALUD

Ser hijo único podría suponer un mayor riesgo de sufrir obesidad

Una investigación a cargo del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oklahoma (EEUU) concluye que las familias con varios hijos tienden a tomar decisiones de alimentación más saludables.

salud, hijos, obesidad, dieta
as.com

Una nueva investigación a cargo de expertos del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oklahoma (EEUU) concluye que ser hijo único conlleva un mayor riesgo de sufrir obesidad en comparación con familias con varios hijos ya que tienden a tomar decisiones de alimentación más saludables que las familias con un solo hijo.

Los resultados de la investigación, publicada en el 'Journal of Nutrition Education and Behavior', indican que las familias con un solo hijo tienen hábitos dietéticos en general menos saludables, tanto en lo que se refiere a los alimentos como a las bebidas, teniendo en cuenta el Índice de Alimentación Saludable 2010 que contempla 12 marcadores. De igual forma, los investigadores también hallaron bajos niveles de puntuación entre semana, fines de semana y, de media, lo que indica que hay diferencias individuales y colectivas en los patrones de alimentación entre los grupos..

"Los profesionales de la nutrición deben considerar la influencia de la familia y los hermanos para proporcionar una educación nutricional adecuada y personalizada. Deben fomentarse los esfuerzos para ayudar a todos los niños y familias a establecer hábitos y prácticas alimentarias saludables", explica Chelsea L. Kracht, la autora principal del trabajo

Los expertos de la universidad norteamericana descubreron también que las madres de los hijos únicos tenían más probabilidades de ser obesas. Además, el Índice de Masa Corporal (IMC) materno tenía una conexión mucho más fuerte con el percentil del IMC del niño y el percentil de la circunferencia de la cintura. El IMC materno no contribuyó significativamente a los patrones generales de alimentación, pero contribuyó a las calorías vacías.

El problema está en casa

Los investigadores también analizaron posibles relaciones entre la atención fuera del hogar, como la escuela y la guardería, y los resultados, pero hallaron relación alguna con los patrones de alimentación de los niños. Lo que indica que es un problema que se da eminentemente en el seno del hogar. "Los comportamientos y patrones de alimentación más saludables pueden ser el resultado de cambios a nivel del hogar sobre las costumbres o elecciones que realizan los padres", concluye la doctora Kracht.