Deporte y Vida

DESCANSO

5 consejos de Harvard para dormir profundamente

Un mal sueño hace que el cerebro no descanse como debe, esté en alerta, la musculatura siempre está en tensión, pueden surgir lesiones de dormir mal y el cansancio al día siguiente será el doble.

dormir harvard
as.com

Un sueño de calidad es aquel que se hace del tirón, te levantes descansado, tranquilo, a gusto... casi se podría decir que si has babeado has tenido el sueño perfecto. Y es que babear mientras duermes es uno de los mejores síntomas posibles.

Es lo que afirma el médico Jorge Abel Salinas, quien señala la profundidad del sueño como buen indicativo de esa baba que nos cae, "el adulto se desconecta completamente, donde sus funciones cerebrales se apagan para lograr un descanso y reparación; se deja de deglutir y pasar saliva, entonces se comienza a eliminar saliva para afuera y se da el famoso babeo del sueño muy profundo.

5 consejos de Harvard para dormir profundamente

Dado que uno no elige si babea o no, y no siempre ocurre, desde la prestigiosa Universidad de Harvard han elaborado varios puntos a tener en cuenta para conseguir el sueño más reparador posible y evitar no sólo distracciones, sino que el descanso sea positivo y reconfortante.

  • no tener en la cabeza problemas personales, de trabajo, de salud... intentar que se queden fuera de la mente al ir a dormir. ¿Puedes solucionarlos ahora? Pues desconecta. ¿Tu cuerpo estará mejor si descansas y por la mañana estás más lúcido para tomar decisiones? Pues hazlo. Si debes hablar con tu pareja o familar, cuanto antes mejor, acostarse enfadado es una de las peores cosas que puedes hacer.
  • cambiar el colchón, la almohada, incluso las sábanas, ayudará a dormir mejor. Un buen descanso muscular lo es todo para levantarse como nuevo.
  • si vas mucho al baño, es momento de visitar a un médico. También deberás cambiar ciertos hábitos a la hora de cenar o beber menos a partir de determinada hora del día.
  • si tienes insomnio, estar en la cama no ayuda, necesitarás crear otras rutinas y es posible que incluso desterrar la idea de dormir en la cama durante un tiempo.
  • hay terapias y ejercicios que funcionan, desde la psicología, la relajación, la meditación, el yoga... incluso llegar agotado tras una sesión de ejercicio intensa. No todo el mundo es igual y hay que probar la más adecuada a nuestro ritmo circadiano.