Deporte y Vida

ADICCIONES

Barcelona es la ciudad donde más droga se consume

Un estudio en más de 120 ciudades ha determinado que la cocaína es la droga más consumida en las ciudades del sur y oeste del continente; y que la ciudad española lidera también el consumo de anfetamina, metanfetamina, éxtasis y cocaína.

drogas ciudades

Un nuevo estudio pone sobre la mesa el grave problema de las drogas en las grandes ciudades occidentales. “Evaluación espacio-temporal del consumo de drogas a gran escala: evidencias de 7 años de monitorización internacional de aguas residuales”, estudio realizado por la profesora e investigadora del Departamento de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Universidad de Salamanca Iria González Mariño, cuyos resultados se han publicado en “Addiction”, la primera revista mundial en el campo de las adicciones.

Aumento del consumo de cocaína

Entre las principales conclusiones, destaca la detección de un aumento considerable en el consumo de cocaína no sólo en España, sino también en la mayor parte de las ciudades monitorizadas durante el periodo analizado 2011-2017, siendo además la droga predominante en los países del sur y oeste del continente europeo. Mientras, se aprecia un consumo especialmente elevado de metanfetamina en países del este.

El estudio internacional: qué drogas se consumen en el mundo

En el estudio, en el que han participado 71 investigadores de 27 países diferentes, se ha centrado en el análisis de aguas residuales con fines epidemiológicos para evaluar el consumo de drogas en 120 ciudades a lo largo de 7 años (2011-2017), siguiendo una metodología reconocida por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías de la Comisión Europea.

Los resultados del estudio confirman las grandes diferencias que existen en el uso de sustancias psicoactivas entre los distintos países europeos. La cocaína es la droga dominante en las ciudades del sur y oeste del continente (en Suiza, Italia, Francia, España o Reino Unido), y su consumo ha experimentado un aumento remarcable en la mayor parte de las localidades monitorizadas durante el período 2011-2017. En Bélgica y Países Bajos se observa un importante consumo de cocaína y anfetamina, una sustancia cuya popularidad se ha incrementado en estos países y también en el norte de Europa.

A diferencia de lo que ocurre en Europa, el consumo de metanfetamina domina en las ciudades monitorizadas en América del Norte (Estados Unidos y Canadá) y Australasia (Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur), con niveles medios que superan con creces los estimados en Europa del este. En América del Sur (Colombia y Martinica), la cocaína vuelve a ser la sustancia dominante.

El caso de Barcelona

Barcelona es la ciudad que muestra un mayor consumo de todas las drogas analizadas, duplicando el consumo estimado en las otras ciudades, según datos obtenidos por el equipo de la investigadora Miren López de Alda, del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA). Los datos de Barcelona proceden de una de las siete depuradoras del área metropolitana, que trata un 34% del total de aguas residuales de la conurbación.

Los últimos datos de Barcelona, de 2017, la sitúan en el primer puesto internacional de las ciudades monitorizadas en consumo de cocaína, por delante de Zúrich (Suiza) y Amberes (Bélgica); en el octavo puesto en consumo de éxtasis, liderado por los Países Bajos; el decimotercer puesto en consumo de metanfetamina, liderado por Alemania y República Checa; y en un puesto intermedio (33 de 65) en consumo de anfetamina, liderado por Eindhoven y Amberes.