Deporte y Vida

NUTRICIÓN

No son antojos, son falta de minerales en tu cuerpo

Chocolate, palomitas, bocata de calamares... Y es que tener un antojo sin estar embarazada no es sinónimo de hambre, son la falta de algún mineral en nuestro organismo.

antojos
as.com

Si estás embarazada, es posible que tengas excusa, pero si no es así, los antojos son una señal de tu cuerpo, más allá de un capricho, es posible que tu cuerpo te está piendo algo que le falta, y en muchas ocasiones se trata de minerales.

¿Te apetece comer chocolate? "Este tipo de antojo tan común significa que tenemos un déficit de magnesio en nuestro cuerpo. Y aunque es cierto que el chocolate contiene muchos antioxidantes, la mayoría están llenísimos de azúcares. Por lo tanto, intentaremos complementar nuestra dieta con alimentos ricos en magnesio", nos cuentan desde el departamento de nutrición de Clínicas Dorsia.

Alimentos con magnesio

  • Frutos secos: pistachos, avellanas, nueces, almendras
  • Hortalizas: remolacha y alcachofas
  • Verduras de hojas verdes: espinacas

Antojos de algo salado

En este caso, el cuerpo está pidiendo minerales como el sodio o el potasio. Entre los alimentos que más sodio tienen está el queso fresco, la carne, el pescado, los huevos... Y respecto al potasio, destaca el pescado, como el salmón o las sardinas), o incluso las hortalizas.

Antojos de azúcar

"El problema es que el azúcar se metaboliza con rapidez, proporcionándonos energía inmediata. Al poco tiempo de haber ingerido el alimento, nuestros niveles de azúcar bajarán provocando cansancio, ansiedad y más hambre. Un círculo vicioso del que nos va a ser imposible huir. Aunque no tenemos que eliminar de la dieta los carbohidratos simples, aquellos que se absorben rápidamente, tenemos que saber elegir aquellos saludables, e incluir en nuestra dieta los carbohidratos complejos. Estos se descomponen más despacio, y ayudan a mantener los niveles de azúcar en la sangre", añaden las nutricionistas.

Una buena idea es añadir a nuestra alimentación más fruta, legumbres, quinoa o pasta y arroz integral.

Antojos de queso y otros alimentos grasos

"Los antojos de queso, o de pizza, por ejemplo, pueden deberse a la falta de ácido grasos Omega 3, como nueces, salmón, yogur desnatado, avellanas, aceite de oliva...

"Hay ciertos ingredientes que, si los incluimos en nuestra alimentación diaria, suplen el déficit del mineral que provocan nuestros antojos. Y algunos días, tu cuerpo te seguirá pidiendo patatas fritas o chocolate, porque está acostumbrado a comer ese tipo de alimentos a una hora determinada del día, así que, poco a poco, acostúmbrale a los hábitos saludables", nos recuerdan.