Deporte y Vida

DERMATOLOGÍA

Acné: la dieta, el estrés y un cuidado agresivo de la piel facilitan su aparición

Un nuevo estudio presentado en el 28º Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología determina los factores externos e internos que pueden influir en el acné.

acné, afecciones cutáneas, enfermedades piel, salud, dermatología, dieta, estrés
as.com

El acné, definido como un trastorno de la piel que se produce por las obstrucción por grasa o células cutáneas muertas de los folículos pilosos y que provoca la aparición de granos, puntos negros o espinillas, afecta aproximadamente a 1 de cada 10 personas en todo el mundo, lo que la convierte en la octava enfermedad más prevalente a nivel mundial.

Además, se trata de un tipo de afección cutánea que tiene un gran impacto psicológico por su naturaleza visible y puede provocar una reducción en la calidad de vida del paciente y en su autoestima. No en vano, los pacientes con acné tienen mayores niveles de ansiedad que la población en general y se sienten socialmente aislados, entre otras implicaciones.

Ahora, una nueva investigación a cargo de expertos del Departamento de Oncodermatología de Chu de Nantes (Francia), presentada en el 28º Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, concluye que los malos hábitos alimenticios, el aumento del estrés y las rutinas de cuidado de la piel agresivas se encuentran entre los factores más importantes asociados a su aparición.

Resultados del estudio sobre acné

El trabajo evaluó la exposición a diferentes factores externos e internos de empeoramiento del acné en más de 6.700 participantes pertenecientes a seis países de América del Norte, América del Sur y Europa, con las siguientes conclusiones:

  • Más personas con acné (48,2%) consumen productos lácteos diariamente en comparación con las personas que no lo hicieron (38,8%).
  • El consumo de bebidas carbonatadas o jarabes también fue diferencial (35,6% frente a 31%).
  • Al igual que la ingesta de pasteles y chocolate (37% frente a 27,8%) y dulces (29.7% frente a 19.1%).
  • El 11% de los enfermos de acné consumen proteínas de suero de leche frente al 7% de los que no tiene acné, y
  • El 11,9% de quienes padecen acné consumen esteroides anabólicos frente al 3,2%.
  • La exposición a la contaminación o al estrés también se observó con mayor frecuencia en los sujetos con acné.
  • Las prácticas agresivas de cuidado de la piel eran más comunes en los pacientes con acné.
  • El tabaco, que previamente se había considerado un posible desencadenante del acné, no mostró influencia.