Deporte y Vida

SALUD

¿Nuevo enfoque en el tratamiento de las lesiones cerebrales traumáticas?

Un equipo de investigadores cuestiona la hipótesis habitual de que el golpe que provoca una lesión cerebral traumática causa daño nervioso y sugiere que son los vasos sanguíneos los más perjudicados.

lesión cerebral, conmoción cerebral, salud, lesiones, cerebro
as.com

Las consecuencia de las lesiones cerebrales traumáticas (LCT), incluidas las conmociones cerebrales, en los casos más graves están relacionadas con problemas con el pensamiento, la memoria, el movimiento o las emociones, entre otros, y hasta la fecha había cierto consenso al considerar que derivan de daño nervioso o lesión axonal.

Pero una nueva investigación a cargo de un equipo de expertos del Laboratorio Cold Spring Harbor (Nueva York, EEUU) podría revolucionar el tratamiento y el desarrollo de medicamentos para la lesión cerebral traumática al encontrar más evidencia de daño en los vasos sanguíneos que de daño a los nervios, después de realizar exploraciones post mortem en un cerebro lesionado.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista ‘Brain’, indican que, Si bien los investigadores no pudieron descartar por completo que los pacientes también sufrieran lesiones axonales, concluyeron que la lesión vascular traumática es una característica distintiva de las micro hemorragias traumáticas causadas por rupturas a lo largo de los vasos sanguíneos a través del cerebro y podría ser un objetivo para nuevas terapias.

"El daño a los nervios después de lesiones cerebrales traumáticas ha sido ampliamente aceptado hasta la fecha, y la terapia, así como el desarrollo de fármacos, se han dirigido hacia ese objetivo. La idea es que si el mecanismo es realmente diferente, la intervención terapéutica también puede ser diferente", explica Partha Mitra, principal investigador.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de expertos realizó un análisis más detallado del tejido cerebral postmortem utilizando un procedimiento neurohistológico de alto rendimiento que incluía un conjunto de técnicas para etiquetar y visualizar cortes cerebrales que a la postre es mucho más preciso que una resonancia magnética.

Estudios complementarios

Gracias a ese proceso fueron capaces de apreciar la lesión vascular con mayor claridad, algo que también posibilitó concluir que las microhemorragias traumáticas pueden predecir problemas de salud y discapacidades futuras para las personas con lesión cerebral traumática, aunque no pudieron determinar la dirección de la relación entre las microhemorragias y lesiones agudas.

Esas microhemorragias podrían ser simplemente una señal de una lesión más grave, o podrían causar un peor resultado. Por ello, los investigadores abogan por realizar investigaciones complementarias para un mejor diagnóstico, pronóstico, identificación de objetivos terapéuticos y mejora de los resultados del paciente.