Deporte y Vida

SALUD

13 señales de la gripe que no deberías pasar por alto

Estornudos, tos, mocos, escalofríos, fiebre... son algunas de las señales que nos indican que el virus de la gripe ya está en ti. Te contamos cómo reconocerlas para evitar que caigas enfermo.

gripe
as.com

En unas semanas, cuando llegue el frío, el virus de la gripehará acto de presencia. Según este estudio publicado en ‘The Journal of Infectious Disease’, la excreción viral ocurría entre dos y tres días después de que los síntomas aparecieran, y sólo entre un 1% y un 8% de los contagios ocurrían antes de dichos signos; de hecho, el virus de la gripe suele aparecer entre 48 y 72 horas después de la infección, por lo que es una de las enfermedades más fáciles de contagiar.

Para descubrri las señales de la gripe y evitar el contacto con personas enfermas, embarazadas, bebés, personas recién operadas, mayores con problemas de salud... te contamos las 13 señales de la gripe que no deberías pasar por alto.

  1. Tos, es la señal del cuerpo para desahacerse de la mucosidad. Indica que algo está ocurriendo en las vías respiratoias.
  2. Fiebre y escalofríos, en los más pequeños la fiebre llega a ser alta, y en los adultos parece que una apisonadora nos ha derrumbado. El aumento de la temperatura corporal indica que el cuerpo está luchando contra el virus de la gripe. Los escalofríos lo que hacen es aumentar la temperatura corporal para provocar la sudoración y así rebajar la temperatura que ha subido por la fiebre.
  3. Mocos, congestión nasal, nuestro cuerpo cierra las vías respiratorias superiores para frenar la infección. Los mocos lo quehacen es evitar que los virus entren, causando otras enfermdades y daños. Ese líquido mucoso elimina virus, aunque también provoca que se expanda el virus a otras personas.
  4. Estornudos, la sobreproducción de mocos provoca los estornudos. El objetivo es liberar las vías respiratorias y limpiar los conductos de aire bloqueados.
  5. Dolor de garganta, otro de los síntomas más comunes. Las amígdalas cumplen una función similar a la de los ganglios linfáticos al ayudar al sistema inmunitario del cuerpo a filtrar sustancias nocivas como las toxinas y los virus. La hinchazón de las amígdalas se acompaña de un dolor agudo al tragar o toser, lo que dificulta que los pacientes coman o incluso hablen.
  6. Ronquera, o disfonía, se debe a la irritación de las cuerdas vocales de la laringe. La hinchazón alrededor de las cuerdas vocales puede deberse a episodios de tos violenta provocados por la inflamación de las estructuras de la garganta circundante y suele acompañarse de una mayor secreción de moco.
  7. Dolor de oídos, se debe a la inflamación del tímpano por la propagación de la infección que viene de la garganta. Los oídos están conectados a la garganta a través de la trompa de Eustaquio, que sirve como un pasaje de aire para aliviar la presión del oído medio. El dolor de oído puede describirse como un dolor sordo, a veces agudo o ardiente, agravado por la deglución.
  8. Dolores articulares, o musculares, la respuesta inmune del cuerpo a las infecciones virales desencadena la liberación de las interleucinas, compuestos que matan a los invasores extraños que causan enfermedades en el cuerpo. Estas interleucinas causan que los músculos y las articulaciones se hinchen y se vuelvan dolorosos, por lo que los pacientes con gripe a menudo se quejan de dificultades para moverse y prefieren simplemente acostarse mientras dura la sensación.
  9. Dolor de cabeza, la presión que se acumula dentro de las cavidades sinusales de la cabeza hace que surja el dolor de cabeza por la hinchazón e inflamación de las fosas nasales y el aumento de la producción de moco provocado por la infección viral. Además, la liberación de las citocinas, sustancias químicas que combaten las infecciones que ayudan al cuerpo a deshacerse de la enfermedad, causan cierta cantidad de hinchazón, lo que explica el dolor de cabeza que se siente durante la gripe.
  10. Ojos llorosos, los ojos están conectados al conducto nasal a través del conducto nasolagrimal que drena el exceso de lágrimas en la nariz. Cuando el conducto nasolagrimal está bloqueado, las lágrimas brotan de los ojos, haciéndolos parecer más acuosos de lo normal. La inflamación e hinchazón de las fosas nasales durante una gripe puede bloquear este conducto, lo que explica los ojos llorosos que tienen los pacientes con gripe.
  11. Enrojecimiento de la piel. Los mecanismos reguladores del cuerpo dilatan los capilares para exponer la sangre a las temperaturas más frías de la superficie de la piel en un intento por disminuir el calor adicional producido por el cuerpo como respuesta a la infección y la inflamación.
  12. Manchas en la piel, llamadas erupciones petequiales, son pequeñas manchas de color púrpura que se forman en la piel como resultado de la sangre que se derrama de los capilares rotos. Estas rupturas pueden ser causadas por diferentes factores, como el aumento de la perfusión sanguínea a los vasos pequeños como en el caso de la gripe. La presencia de estas erupciones debe alertar a los pacientes sobre la posibilidad de otras infecciones más peligrosas, como el dengue, y debe incitarlos a consultar a un médico de inmediato.
  13. Gastroenteritis, el dolor abdominal, vómitos y diarrea son más comunes en niños que en adultos, especialmente aquellos infectados con el virus de la influenza tipo B. Estos síntomas deben abordarse de inmediato ya que prolongarlos puede conducir a la deshidratación, una complicación que podría provocar muerte.