Deporte y Vida

SALUD

Síndrome de Asperger: el caso de Greta Thunberg

Las personas con este síndrome son extremadamente buenos en las habilidades de memoria (hechos, figuras, fechas, épocas), sobresalen en matemáticas y ciencia; en niños pueden parecer raros o excéntricos.

Greta Thunberg sindrome asperger
Yana Paskova REUTERS

Greta Thunberg, la adolescente sueca que se ha convertido en la voz incómoda contra el cambio climático es más que una niña apasionada. Quiere ser la conciencia de toda una generación, y está empezando a molestar en muchos ámbitos. Y, además, tiene Síndrome de Asperger.

El síndrome de Asperger en la infancia es un trastorno del desarrollo, que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social, la comunicación verbal y no verbal, suelen tener una resistencia para aceptar el cambio, inflexibilidad del pensamiento así como poseer campos de interés absorbentes.

Cómo afecta el Síndrome de Asperger

Las personas con este síndrome son, generalmente, extremadamente buenos en las habilidades de memoria (hechos, figuras, fechas, épocas, etc.) muchos sobresalen en matemáticas y ciencia. No se desarrolla en todos los niños de la misma manera, pero hay un rango en la severidad de los síntomas dentro del síndrome, desde el niño muy levemente afectado que a menudo no es diagnosticado,  y puede simplemente parecer raro o excéntrico.

Los niños con el síndrome de Asperger aparentan ser brillantes, felices y muy cariñosos. Tienen necesidad de acabar las tareas que han comenzado, pueden desarrollar estrategias para reducir la tensión que experimentan en determinadas situaciones de muy diferentes formas.

Uno de las marcas características del síndrome de Asperger es la preocupación, pudiendo llegar a la obsesión, del niño con ciertos asuntos. Estas preocupaciones, sobre todo en áreas intelectuales, cambian generalmente en un periodo de tiempo, pero no en la intensidad, y conducen quizá a la exclusión de otras actividades.

En el caso de Greta Thunberg su obsesión con el medio ambiente la ha llevado a abandonar el colegio para poner la voz a un problema que está viviendo de cerca, que nos está afectando a todos y que la ha llevado incluso a la Asamblea de las Naciones Unidas para denunciar las actuales políticas de medio ambiente.