Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

¿Puedes quemar la mismas calorías caminando y corriendo una distancia similar?

Correr es uno de los ejercicios que más gasto energético produce, pero andar también ha demostrado ser una actividad física eficaz cuando se trata de perder peso y adelgazar.

andar rápido, caminar rápido, ejercicio físico, fitness, adelgazar, perder peso, salud, correr, running, calorías, quemar grasas
as.com

Puede que tu objetivo a la hora de hacer ejercicio físico responda al mero hecho de hacer deporte y mantener u estilo de vida saludable, pero no es menos cierto que muchas personas con problemas de sobrepeso buscan adelgazar con el objetivo de reducir el riesgo de sufrir diversas patologías como hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular o diabetes, entre otras.

Lo que es innegable es que, ya sea corriendo o andando, a través del ejercicio físico se mejoran también aspectos como la salud ósea y funcional, y existe un innegable beneficio psicológico que redunda en un mayor bienstar. Y es que, en el fondo, todos buscamos lo mismo: sentirnos bien.

Pero si tu meta a la hora de hacer ejercicio es perder peso, deberás tener en cuenta el equilibrio calórico. Si pretendes quemar grasa para adelgazar, tendrás que quemar más calorías de las que consumes. La OMS recomienda ingerir de 2.000 a 2.500 Kcal/día en el caso de los hombres y de 1.500 a 2.000 kcal/día en el de las mujeres. Así pues, deberás tener en cuenta que tanto la dieta como el ejercicio físico deben estar alineados y formar parte de la misma ecuación.

Andar vs. correr: tiempo

Llegados a este punto, es evidente concluir que correr es un ejercicio mucho más intenso que andar y no existen dudas al respecto. Si corres durante 30 minutos el gasto energético será mucho mayor que si andas la misma cantidad de minutos. No descubrimos nada nuevo. De hecho, la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard elaboró en su momento un listado con la cantidad de calorías que se queman de promedio en 30 minutos en función del ejercicio físico que se realice y dependiendo del peso corporal de cada individuo. Y esta es la comparativa entre correr y andar.

Calorías que se queman de promedio en 30 minutos  
Ejercicio Físico 57 kilos 70 kilos 84 kilos
Caminar: 5,6 km/h 120 149 178
Caminar: 6,4 km/h 135 167 200
Caminar: 7,2 km/h 150 186 222
Marcha: 8 km/h 195 242 289

Calorías que se queman de promedio en 30 minutos

 
Ejercicio Físico 57 kilos 70 kilos 84 kilos
Correr: 8 km/h 240 298 355
Correr: 8,3 km/h 270 335 400
Correr: 9,6 km/h 300 372 444
Correr: 10,7 km/h 330 409 488
Correr: 12 km/h 375 465 555
Correr: 13,8 km/h 435 539 644
Correr: 16 km/h 495 614 733

 

Como puedes observar la diferencia es evidente y solo hay un caso en el que se puede equiparar el gasto energético entre andar y correr, pero tiene truco. Según las estimaciones de Harvard, hay un punto en el que andar muy rápido y correr lento puede suponer quemar una cantidad de calorías similar, pero hablamos de una velocidad de 8 km/h, que en el caso de caminar está mucho más cercana a la marcha y por lo tanto al alcance de no todo el mundo.

Andar vs. correr: distancia

¿Pero qué pasa cuando corremos y andamos la misma distancia? Si corremos 1 kilómetro estamos quemando más calorías por minuto que si lo recorriéramos andando, pero al mismo tiempo, permanecemos menos tiempo activos porque obviamente completamos la distancia antes que en el caso de caminar. Y si te preguntas si remotamente podemos quemar las mismas calorías, la respuesta es también evidente: no

Diversos estudios han profundizado en la comparativa, tanto en pruebas al aire libre como en una cinta de correr, y la conclusión es que el gasto energético es un 30 por ciento de promedio mayor cuando recorremos la misma distancia corriendo que andando. Lo que no significa que andar no sea igualmente recomendable. De hecho, no todo el mundo puede correr debido a sus circunstancias personales y andar es un ejercicio físico altamente recomendable. Al final, se trata de moverse y abandonar el sedetarismo, que no ofrece dudas sobre el número de calorías que ayuda a quemar: pocas o ningunas.