Deporte y Vida

LESIONES DEPORTIVAS

Hola gimnasio, hola dolores de espalda: cómo evitarlos

Para evitar contracturas, pinzamientos, cervicalias, ciáticas... debemos tener en cuenta el equilibrio para hacer los ejercicios, la colocación y trabajar con un peso moderado.

dolor de espalda
as.com

Como casi todo el mundo tras el verano, no sólo has vuelto al gimnasio con ganas, sino que te estás machachando no sólo para recuperar tu peso, sino también para llevar mejor el síndrome post vacacional.

Machacar el estrés y la ansiedad está bien, pero sin lesionarse, y es que la vuelta al gimnasio con más ganas puede ser un factor negativo si no tienes cuidado con el equilibrio, el peso y la colocación a la hora de hacer los ejercicios.

Cómo evitar los dolores de espalda al volver al gimnasio

"Contracturas, pinzamientos, cervicalias, ciáticas… son problemas con los que cada año por estas fechas me encuentro en la consulta", afirma Ata Pouramini ,experto en columna. "El gran problema, además de la inexperiencia a la hora de comenzar en el gimnasio, es acudir con objetivos concretos en relación a la anatomía. Es decir, a correr en la cinta para perder peso, a hacer brazos o a marcar las abdominales", añade.

"Lo primero que hay que saber antes de comenzar a practicar cualquier deporte es que el sistema músculo - esquelético es una cadena cerrada, un todo: un problema que comienza en un dedo del pie, puede llegar al tobillo, de ahí pasar a la cadera, a las lumbares, a las cervicales y de ahí a la mandíbula”, explica.

El equilibrio

"Se trata de trabajar toda la musculatura para mantener la proporción, la armonía, el contrapeso. No hay que potenciar un área en detrimento de otras, puesto que todo está conectado en un sistema integral. No se pueden realizar aisladamente ejercicios para fortalecer los glúteos (las sentadillas con pesas, por ejemplo) sin haber fortalecido también la espalda o las piernas", cuenta.

La colocación

"La segunda clave para evitar lesiones en la espalda es la colocación. Esta pauta resultará fundamental durante toda la estancia en el gimnasio. El secreto se basa en mantener la curvatura natural de la espalda, la denominada lordosis, durante la realización de los ejercicios, ya sean aeróbicos o en máquina. Se trata de favorecer este diseño del cuerpo, en el que la columna está doblada hacia dentro. Lo contrario, una postura cifótica, con la columna hacia fuera, nos perjudicará", añade.

El peso

"A entrenar se acude para tener más fuerza, es cierto, pero eso se logra con una rutina y una técnica de aumento de peso paulatino según características de cada individuo. El peso moderado es fundamental para evitar lesiones, algunas de gravedad", reflexiona.