Deporte y Vida

SALUD

El vino tinto mejora la salud intestinal y se asocia a niveles bajos de obesidad y colesterol

Una nueva investigación del King's College de Londres concluye que las personas que beben vino tinto con moderación tenían una mayor diversidad de microbiota intestinal y otros beneficios asociados.

vino tinto, salud, microbiota, microbioma, bebidas, colesterol, obesidad
as.com

A diferencia de lo que sucede con el vino blanco, la cerveza y otros licores, el vino tinto produce una mayor diversidad de microbiota intestinal, que es un signo de salud intestinal, y se relaciona también con niveles más bajos de obesidad y del denominado colesterol 'malo'. Al menos, es la conclusión de una nueva investigación del King's College de Londres (Reino Unido).

Los resultados del estudio, publicado en la revista 'Gastroenterology' y que analizó los datos de más de 3.000 personas de Reino Unido, Países Bajos y Estados Unidos, muestran que el microbioma de los bebedores de vino tinto es más diverso en comparación con los que se decantan por otras bebidas alcohólicas.

"Si bien conocemos los beneficios del vino tinto en la salud del corazón, este estudio muestra que su consumo moderado está asociado con una mayor diversidad de microbiota y un intestino más saludable”, explica la doctora Caroline Le Roy, principal autora de la investigación, que introduce un matiz importante: con una ingesta casi testimonial ya se logran beneficios.

"Aunque observamos una asociación entre el consumo de vino tinto y la diversidad de microbiota intestinal, un consumo ocasional, una vez cada dos semanas, parece ser suficiente para observar un efecto. Si debe elegir una bebida alcohólica hoy, el vino tinto es una opción”, añade la investigadora.

La importancia del microbioma

El microbioma es el conjunto de microorganismos que residen en el intestino y juega un papel importante en la salud porque un desequilibrio de los denominados microbios 'buenos' en relación con los 'malos' en el intestino puede provocar problemas de salud, como la reducción del sistema inmunológico, el aumento de peso o el colesterol alto.

El microbioma intestinal de una persona con un mayor número de especies bacterianas diferentes se considera un marcador de salud intestinal. Y es precisamente lo que parece producir el vino tinto, cuyo contenido en polifenoles, químicos de defensa naturalmente presentes en muchas frutas y verduras, le confieren propiedades beneficiosas.