Deporte y Vida

FÚTBOL

Dieta bresaola: el remedio de Romelu Lukaku para bajar de los 100 kilos

El jugador belga de origen congoleño, que protagonizó una polémica por su aparente sobrepeso, se ha adherido a la dieta bresaola, que defiende su nuevo entrenador, el italiano Antonio Conte.

Romelu Lukaku, diieta, sobrepeso, ejercicio físico, inter de milán, manchester united, fútbol, salud, fitness
DANIELE MASCOLO REUTERS

"¡Ha admitido que tenía sobrepeso! ¡Pesa más de 100 kilos, un jugador del Manchester United! Marcará goles y le irá bien en el Inter de Milán, pero su falta de profesionalidad es contagiosa". Estas palabras del entrenador inglés y ex jugador de los de Old Trafford, Gary Neville, dieron la vuelta al mundo y ubicaron en el ojo del huracán a Romelu Lukaku (26), que finalmente ha sido traspasado al Inter de Milán.

Y parece que esas acusaciones no han caído en saco roto y han tenido consecuencias ya que, según informa el Daily Mail, el jugador belga de origen congoleño se ha puesto manos a la obra para recuperar la figura bajo la atenta mirada de Antonio Conte, para quien el peso del delantero era simplemente inaceptable en un futbolista de élite.

Así pues, desde su llegada al conjunto italiano, Lukaku ha adoptado la denominada ‘dieta bresaola’, de la que el técnico italiano es un ferviente defensor y que promete, como muchas, resultados en poco tiempo. Según comparte el medio inglés, el goleador belga ha eliminado de su alimentación los fritos o ultraprocesados, entre otros, y ha optado por un menú de tintes más mediterráneos compuesto por frutas, verduras y carnes blancas como el pavo y el pollo. Y como no, bresaola, que es carne de ternera curada y que en Italia es muy apreciada. Es decir, una dieta con poca grasa y mucha proteína.

Ya ha perdido cuatro kilos

Según algunos informes, Lukaku pesaba a su llegada al Inter de Milán la nada despreciable cifra de 104 kg, aunque desde que inició la dieta y ha continuado con su preparación física, el ariete ha adelgazado cerca de 4 kilos y está próximo a bajar del sonrojante peso para un futbolista profesional que desató la ira de Gary Neville.

No se trata de una pérdida de peso demasiado pronunciada, pero de momento parece que el plan está surtiendo efecto ya que el belga ha estrenado su casillero goleador en competición oficial con su nuevo equipo y desafía a los críticos en redes sociales compartiendo una imagen con el torso al aire. “No está mal para un chico gordo”, presume.