Deporte y Vida

REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Incubación artificial, el futuro de la reproducción

La incubación artificial podría cambiar el futuro de la especie humana, la sociedad en la que vivimos y la medicina tal como la conocemos ahora.

reproducción asistida fertilidad
as.com

Las ventajas de la incubadora artificial a nivel biológico son evidentes. Desde un punto de vista psicológico o social, los interrogantes son mayores. "Por supuesto, habría que modificar en marco legal y establecer un control basado en autorizaciones expresas e individualizadas para cada caso, tal como sucede con los dictámenes de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida para determinados diagnósticos genéticos implantacionales", pero es sólo el principio, afirma el director médico de Clínicas EVA, César Lizán.

El planteamiento debe ser siempre con finalidades terapéuticas y el problema surgirá a a la hora de evitar el llamado “diseño genético”, es decir, que se encarguen niños a la carta, lo que “sería moralmente censurable y podría tener un acceso diferente en función del estatus social de cada familia”.

10 años de reproducción asistida

La ciencia cambia cada día, y los avances permiten que cada vez más familias puedan reproducirse de una u otra manera. Como surgió con la llegada de la vitrificación en la medicina reproductiva.

Esta técnica ultrarrápida, que permite congelar los gametos y los embriones sin que se produzca una modificación de los mismos, ofrece una fórmula nueva de planificación reproductiva. Su empleo hace factible que las mujeres congelen sus óvulos en el momento de mayor calidad biológica (entre los 20 y los 30 años) para usarlos cuando ellas lo consideren oportuno.

Además, la vitrificación ha supuesto una mejora de las posibilidades reproductivas de muchas parejas por diversos motivos, explica el ginecólogo: aporta mayor seguridad a los tratamientos, y protege de la aparición de una de las complicaciones más temibles de la estimulación ovárica, como es el síndrome de hiperestimulación, el dolor e inflamación en los ovarios producidos por la medicación.

En la actualidad el análisis genético de los embriones ya ha permitido evitar la trasmisión de afecciones severas a la descendencia. Igualmente, también ha ofrecido la opción de mejorar la ciencia del proceso, seleccionando portadores con una dotación cromosómica normal.

"Sabemos que un elevado porcentaje de los embriones que conseguimos con las técnicas de reproducción asistida son portadores de aneuploidías, es decir, alteraciones del número de cromosomas, que afectan al 40% - 100% de los mismos en función de la edad de la paciente. Aunque es todavía un tema controvertido, hacer un análisis de estos embriones permitiría emplear directamente aquellos que ofrecen mejores posibilidades reproductivas".

Otras formas de conseguir la reproducción

  • En el caso de aquellas mujeres cuyo problema de infertilidad se deba no sólo a sus órganos reproductivos sino a problemas en su sistema celular, el experto nos remite a la reprogramación celular. "Ya hay grupos trabajando en transplantes citoplasmáticos, esto es, coger el núcleo de la célula con toda la información genética de una persona e introducirlo en el citoplasma de una donante. Los resultados son realmente prometedores”, cuenta.
  • También se están produciendo avances significativos en la creación de gametos a partir de células somáticas adultas.
  • Y se está estudiando la creación artificial de gametos (gameto- génesis in vitro). Con este proceso se podría llegar a invertir el reloj biológico y permitir que mujeres menopáusicas crearan óvulos viables.