Deporte y Vida

SALUD

La siesta de más de una hora aumenta la prevalencia de la diabetes y la obesidad

Un estudio demuestra que las siestas de más de una hora al día se asocian con una mayor prevalencia de diabetes tipo 2, peores valores de adiposidad, más peso y más perímetro de la cadera.

diabetes, obesidad, siesta, dormir, salud
as.com

La siesta es una de las costumbres españolas más representativas que paulatinamente se ha exportado a diferentes países del mundo. Un placer en toda regla respaldado científicamente ya que, cuando no excede de la media hora, se relaciona con potenciales beneficios para la salud como la mejora del estado de alerta, del rendimiento y la función cognitiva, así como una reducción del riesgo de mortalidad.

El problema viene dado cuando se supera la hora ya que, como han podido constatar investigadores del CIBEROBN, pertenecientes a la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV), dedicar más de 60 minutos al día a este placer se asocia con una mayor prevalencia de diabetes tipo 2, de peores valores de adiposidad, más peso y más perímetro de la cadera.

“El problema llega cuando prolongamos la duración de la siesta, especialmente de más de 60 minutos al día, tiempo que se ha asociado con una mayor morbilidad y mortalidad en comparación con la ausencia de siestas o más cortas”, explica Jordi Salas, investigador principal del CIBEROBN.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista científica 'Journal of Clinical Medicine', así lo indican tras realizar un ensayo clínico en 2.190 participantes de avanzada edad con sobrepeso y síndrome metabólico, para la prevención de la enfermedad cardiovascular basado en un programa intensivo de cambio de estilo de vida para perder peso, y enmarcado en el proyecto PREDIMED PLUS (Prevención con Dieta Mediterránea-Plus).

Se da la circunstancia de que la investigación tiene un carácter pionero al analizar la relación de tiempo de siesta y desarrollo de diabetes tipo 2. Así, los expertos observaron que, en comparación con no hacer siesta o siestas de menos de 30 minutos, un aumento de 10 minutos diarios, se vinculó con una mayor prevalencia de diabetes tipo 2 y un mayor índice de masa corporal y circunferencia de la cintura.