Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Duelo, negación, aceptación... las fases mentales de la recuperación de Asensio

El jugador del Real Madrid empieza la recuperación de su grave lesión de rodilla; un psicólogo nos explica las fases de su recuperación a nivel mental y cómo debe ser el aprendizaje.

marco asensio
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Varios días después de la grave lesión de rodilla que sufrió Marco Asensio, confesó en sus redes cómo se sentía, y cómo espera afrontar la recuperación. "Están siendo días muy duros", y es que para el mallorquín la lesión ha sido un golpe muy difícil de superar.

Por eso hemos preguntado a un experto psicólogo, Andrés Montero Rama, de Norte Psicólogos, para conocer las etapas mentales de la recuperación de una lesión, tan importantes casi como la recuperación física.

La etapa del duelo

“Cuando se recibe una noticia así, va a cambiar absolutamente toda la visión que tienes, en este caso, sobre toda la temporada; pero también toda la visión sobre tu futuro y tus objetivos", nos cuenta a Deporte y Vida.

"Lo primero que va a pasar es que vamos a entrar en schock. Por sus declaraciones, al recibir un revés en forma de lesión o una noticia que va alterar nuestra vida, esas primeras horas existe un estado de shock muy grande porque todo lo que tenías para mañana, la semana que viene, los próximos meses, va a cambiar por completo", explica.

La etapa de la negación

"Esta etapa es lógica y normal. Igual que después te puede llegar a costar aceptar la situación, y llega la negación. Racionalmente empiezas a darte cuenta de lo que ha pasado, pero tú no quieres aceptar que esta lesión es tan grande, y al principio te costará mucho aceptarlo. Lo más normal es que tus sentimientos en ese estado de ánimo tan bajo, te afecten y mucho", recalca.

"También es normal tener un periodo donde los pensamientos nos hagan cuestionarnos nuestro futuro, o verlo muy catastrofista. No debemos pensar en jugadores que tras lesiones similares no han vuelto a su nivel. Debemos mirar a aquellos que han vuelto, ejemplos positivos como Carolina Marín", nos propone.

La etapa de aceptación

"Pasaríamos después a otra fase, la aceptación, de cuestionamiento. Esta fase es normal y es muy importante que con el paso de los días y estando con un estado de ánimo bajo, empecemos a aceptar lo que ha pasado, y esta es la fase importante, la de aceptación, donde una buena fortaleza mental nos va a ayudar a marcarnos pequeños objetivos marginales, no el año que viene tengo que estar, o tengo que llegar a la Eurocopa, o verme jugando al fútbol. Sino otros objetivos", incide.

"Tras la operación deberá ser el primer objetivo empezar a apoyar, empezar a andar y mover la pierna, empezar la rehabilitación y los ejercicios de recuperación… Es así como nuestra mente podrá marcarnos objetivos no muy lejos en el tiempo y que a medida que vayamos subiendo escalones, nuestra mente y nuestras emociones, empiecen a converger en un estado de motivación, y también de resultados, que tienen que llegar", cuenta Montero.

"Si la recompensa sólo la vamos a obtener cuando lleguemos a la competición máxima, para eso aún queda mucho, y sería muy lejano y nos dejaríamos muchas cosas en el camino. Debemos pensar en pequeños objetivos para ir disfrutando de los resultados".

"Afortunadamente, los jugadores hoy en día están rodeados de un equipo tanto a nivel médico como psicológico que van a apoyar al jugador y que le van a asesorar para ir manejando estas fases", explica el psicólogo.

La etapa de recuperación: física y mental

"En este periodo donde se van consiguiendo objetivos, es donde vamos a empezar ya a definir cómo va a ir el futuro de la recuperación. Porque tan importantes son estos objetivos, salir bien de la operación y estar listo para ir al gimnasio y empezar con la fisioterapia, como empezar a tocar balón".

La etapa de preparación final

"En la última fase, en la que vuelva a entrenar, en la que vuelva a entrar en contacto con el balón, los compañeros, debemos tener claro que la vuelta a alguna pequeña lesión entra un poco en la normalidad. No debemos venirnos abajo si eso pudiera volver a ocurrir. El miedo va a estar ahí, hasta que no pase un tiempo es normal que esté, y hay que vivir con ese miedo, dejar que nos acompañe se podría decir. Es muy importante que en este periodo la paciencia, sobre todo para no forzar y contener el ímpetu y las ganas por recuperar su lugar en el equipo para que no pasen esas recaídas", explica.

"No cabe duda que los ejercicios de relajación, imaginación, van a ser los primeros que puedan fortalecer, y luego ya centrarnos en esos pequeños objetivos para llegar hasta los entrenamientos. Primero fortalecer la mente, y luego aprender a manejarse en esta situación tan difícil".

"La fortaleza no está en no caerse, sino en la capacidad para levantarnos. Apostamos fuerte porque la capacidad de Asensio es de volver a levantarse y volver a jugar, por qué no, con mucha más fortaleza mental, ya que eso le ayudará a crecer como profesional y como persona", finaliza el psicólogo.